Se reanudan operaciones
Enviar
Se reanudan operaciones


Mediante la aprobación de una ley que permite renovar las concesiones de agua de ríos para la producción de electricidad, ocho plantas hidroeléctricas privadas podrán reanudar la generación de energía limpia en el país y otras 15 tendrán la posibilidad de continuar en funcionamiento cuando su concesión venza en el transcurso de los próximos tres años.
Hace un año decíamos en este mismo espacio que Costa Rica necesita duplicar la capacidad de generación de energía eléctrica, y debe hacerlo mediante recursos renovables para disminuir nuestra dependencia del petróleo y bajar esa factura.

Para eso deben confluir la acción pública y la privada a partir de agua, viento, sol, biomasa o geotermia, pero hacía falta la mencionada ley que no solo prevea las condiciones contractuales adecuadas en el caso de la empresa privada sino que establezca los mecanismos para la regulación de la actividad. En el caso de las empresas privadas se ha definido que su generación alcance como máximo hasta un 15% de la electricidad que necesita el ICE.
El nuevo proyecto, que contempla también la posibilidad de que el sector privado realice generación eólica, viene a aliviar, aunque levemente, el temor de los posibles apagones en el país, cuyas consecuencias en la actualidad se ven agravadas porque la falta de servicio eléctrico no solo afecta seriamente a la industria, el comercio y la población en general sino que favorece la acción de los delincuentes: cuanto mayor oscuridad, tanto mayor la acción de los criminales.
Pero la otra buena noticia es que esto podría también contribuir a que no suba la tarifa por los servicios eléctricos.
Un paso más dado en el camino hacia lograr un futuro con generación eléctrica basada totalmente en recursos renovables y a precios justos para el consumidor nacional. Costa Rica cuenta con las riquezas naturales suficientes y puede utilizar todo su potencial hídrico y el resto de fuentes renovables para dejar esa dependencia del petróleo que tiene actualmente, a la vez que proteja su naturaleza para que los procesos sean sostenibles.
En este como en otros casos, cuidar la naturaleza y utilizarla responsablemente es el único camino para contar con las ventajas del desarrollo y usarlas racionalmente.

Ver comentarios