Enviar
¿Se puede pedir una prórroga para la declaración de renta?

Francisco Villalobos

Consulta. En Estados Unidos la casa matriz realiza auditorías del periodo fiscal completo cuyos ajustes repercuten necesariamente en la asignación de gastos y costos entre las entidades que operan a nivel internacional, lo que afecta la contabilidad fiscal de la operación en Costa Rica. Para el momento en que debemos presentar la declaración no se ha finalizado la auditoría en Estados Unidos lo que impide tener datos actualizados para declarar. ¿Hay alguna forma de aplazar el momento de presentación de la declaración del impuesto sobre la renta?

Respuesta. Desgraciadamente no. Antes, nuestro ordenamiento preveía que los contribuyentes solicitaran prórrogas a la Administración Tributaria ante situaciones de imposible cumplimiento o con justificación técnica pertinente, un poco como admiten otras legislaciones como la del país de la casa matriz de la empresa en torno a la cual gira la consulta. Esto lo que implica es que no tener los ajustes reflejados localmente antes de la fecha en de presentación, implica un problema con dos soluciones a medias: la primera, presentar con los datos sin ajustes y entonces, perder gastos deducibles que fueron asignados a Costa Rica o haber declarado como gravables ingresos que no lo eran. Claro, aquí subyace la discusión respecto de la asignación de gastos y costos y lo que un auditor de la DGT piense sobre ello, pero eso es un hada de otro cuento y con gusto la desnudaremos otro día. La segunda: declarar tardíamente. Ante la primera opción y dado que es fundamental reflejar correctamente tanto gastos como costos e ingresos, se hace imprescindible rectificar, y al rectificar, especialmente para pagar menos, la Administración Tributaria querrá probablemente ver con lupa la declaración y estamos entonces pidiendo a gritos que nos auditen. Ante la presentación tardía, hay incumplimiento y multa. Entonces a lo que vinimos, ¿se puede pedir una prórroga como se estila en otras latitudes? No, no se puede. Respecto de las consecuencias, estaremos hablando sobre ellas la próxima semana, a menos, claro, que tanta lluvia nos inunde hasta la bandeja de entrada de los correos y que el barril de petróleo alcance los US$150 antes del lunes y entonces, o por la lluvia o por el costo de la gasolina —incluidos sus impuestos—, la moto repartidora pueda dejar LA REPUBLICA en su oficina. [email protected]

Ver comentarios