Enviar
Satisfacción

Este miércoles finalizó el evento Maestro Culinario, un evento sin fines de lucro, digno, profesional, dinámico e intenso.
Pero de eso no se trata esta columna, va más allá, se trata de los profesionales jóvenes de cocina que con un brío e impulso contemporáneo comienzan a desarrollar sus destrezas, y se trata de los chefs profesionales maduros que con su generosidad y sabiduría transmiten esas destrezas que nos darán mejores platos en nuestra mesa y una mejor sociedad.
En el evento de anuncio de ganadores de la competencia de cocina profesional, realizada en el marco del evento Maestro Culinario, se sintió que hay un nuevo aire en el ambiente gastronómico. Se constató que Costa Rica comienza a madurar más aceleradamente y con paso firme, agregándole varios ingredientes que no tenía la receta hasta ahora, la unión, en lugar del fomento de los feudos; la camaradería, en lugar de ignorar al colega; el respeto entre profesionales, en lugar de la bajada de piso a sus espaldas.
Estos son signos de madurez y esto da satisfacción plena y confianza en el futuro de la industria.
Ver este miércoles las expresiones de alegría de cocineros al anunciarse en el acto final el nombre de un colega como ganador de una medalla no puede menos que generar satisfacción.
Ver a los chef ejecutivos que en el plano comercial compiten duramente, reunidos fraternalmente trascendiendo al plano humano en sus mejores partes, formando un equipo de jueces y ayudándose mutuamente, eso, eso, da satisfacción.
Y ver como estos dos grupos se conjugan en uno, en armonía, aceptando las rigurosas reglas del juego y nutriéndose de la experiencia, eso, eso da satisfacción.
Que más decir… soy dichoso de haber presenciado ese acontecimiento y les doy las gracias a los protagonistas (competidores y chef jurados) por una gratificante demostración de inteligencia y madurez.
Buen provecho y hasta la próxima semana.

Ver comentarios