Saque provecho de cursos virtuales
La incorporación de la tecnología al aula inició hace diez años en Ulacit, explicó Édgar Salgado, vicerrector de Investigación y Presentación de Informes Institucionales. Esteban Monge/La República
Enviar

Educación

Saque provecho de cursos virtuales

Oferta concentrada en maestrías y cursos de actualización profesional

Evitar presas, gasto en combustible, estrés y tiempos de desplazamiento, son algunas de las razones que impulsan a los profesionales a matricular cursos virtuales.

201403032229430.pag22.jpg
Esta forma de aprendizaje permite escoger el momento en el que va a clases, sin importar el lugar donde usted se encuentre.
Si está pensando en estudiar en línea, necesariamente deberá incluir en su rutina el uso habitual del correo electrónico, participar en foros interactivos, acudir a bibliotecas virtuales.
En lugar de exposiciones, la interacción con los compañeros de clase se dará mediante mensajería de texto y los blogs, dentro de la misma plataforma.
En el país hay varias universidades que le ofrecen la modalidad de cursos en línea.
En este momento, el énfasis está en a las a carreras de maestría o cursos de actualización profesional.
La pionera en esta metodología es la Universidad Estatal a Distancia, que cuenta con un programa de aprendizaje virtual.
Si bien es una alternativa atractiva para el estudiante, el costo supone una barrera.
“Impartir un curso virtual es tres veces más costoso para los profesores, debido a que demanda una mayor atención en tiempo. Por esto, se deben considerar situaciones presupuestarias”, explicó Mario Chacón, coordinador de Tec Digital del Instituto Tecnológico de Costa Rica.
A ese costo, se debe sumar el de la infraestructura tecnológica,.
En el caso de las universidades públicas, usan infraestructura pública, y se apoyan en recursos de socios estratégicos.
Es el caso de Intel, Hewlett-Packard (HP) y la Contraloría General de la República, el Tecnológico lleva las clases.
En  la UCR, su oferta consta de cursos bimodales, que incluyen las clases virtuales y presenciales. La tecnología en los cursos ya es parte sustantiva y un proyecto piloto busca flexibilizar los modelos curriculares.
Por otro lado, en el caso de las universidades privadas, Ulacit es pionera en la incorporación de cursos virtuales.
Hoy brinda esta modalidad en la maestría de administración de empresas, e incorpora el “blackboard”, para el resto de las clases.
“La universidad cuenta con una biblioteca virtual, denominada EBSCOd”, dijo Edgar Salgado, vicerrector de Investigación de Ulacit.
Por su parte, la Universidad Cenfotec proyecta ofrecer una maestría en tecnologías de base de datos.
Solo tres universidades privadas están autorizadas por el Conesup para impartir cursos virtuales.

María Siu Lanzas
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios