Logo La República

Jueves, 27 de enero de 2022



ACCIÓN


Saprissa genera escándalo

Gaetano Pandolfo gpandolfo@larepublica.net | Lunes 03 febrero, 2014

Este lanzamiento de penal errado por Daniel Colindres ayudó a aumentar la crisis en el Saprissa; luego de este partido con Limón fueron separados dos jugadores. www.imagenesencostarica.com/La República


ANÁLISIS

Saprissa genera escándalo

Pierde un partido y sacude prensa y afición; no sucede igual con la Liga y el Team

Si repasamos la clasificación del Verano, cada equipo con cinco presentaciones, vemos que Herediano, Saprissa y Cartaginés solo han perdido un juego, mientras que el Alajuelense dos.

Sin embargo, la derrota de los morados en la jornada inaugural con Pérez Zeledón, revolucionó los medios de comunicación deportivos; se inundaron los programas de radio de críticas y cuestionamientos al trabajo del cuerpo técnico tibaseño; se pidió la cabeza del entrenador y prácticamente se presentó una revolución informativa con ribetes de escándalo.
Ayudó el hecho de que los guerreros ganaran con dos hombres menos en la cancha, pero el fondo del asunto caminó por otro sector.
Solo dos fechas después, el campeón Alajuelense es derrotado por el Uruguay de Coronado y en el entorno futbolístico costarricense no se mueve ni una mosca.
¡Aquí no ha pasado nada afirman los dirigentes manudos!
Y llevan razón.
La caída de los monarcas no provoca la mínima reacción negativa ni del más acérrimo de sus fanáticos y los medios de comunicación apenas le prestan atención.
Curioso que Saprissa pierde un juego y entra en crisis y la Liga también es derrotada y ese traspié no provoca reacción negativa en el entorno.
Es más, el Alajuelense vuelve a perder, en esta ocasión con Herediano y nadie habla de sismo en las tiendas manudas; el técnico Óscar Ramírez no es objeto de crítica y más bien los seguidores erizos se entretienen leyendo de las carreras de sus dirigentes para firmar a 16 jugadores que quedan libres al final del Verano. Este detalle de que más de 15 futbolistas rojinegros e incluso su técnico Ramírez, no han sido firmados por la dirigencia de la Liga, debió provocar un terremoto en las tiendas del León y sin embargo, no se movió ni una hoja en el parque de los mangos.
Un nuevo ejemplo de esta curiosidad que analizamos la presenta el Herediano, que viaja a Guápiles y es derrotado por el Santos. Teníamos entonces en la jornada cuatro del campeonato a los tres grandes con una derrota cada uno, pero solo en el Saprissa se habló de crisis; solo en Tibás se presentó la duda y la incertidumbre; solo el puesto del “Carasucia” González estuvo en entredicho.
En la fecha cinco vuelve a caer la Liga, esta vez con Herediano, mientras que el Cartaginés deja el invicto en Puntarenas.
Cero problemas en el zoológico donde habita el León y en el mercado de la Vieja Metrópoli las papas se siguen vendiendo como de costumbre.
En cambio, el Saprissa se presenta temblando en el Estadio Labrador; un empate en casa con Limón en la fecha previa hace crecer el caudal de reproches a la gestión del cuerpo técnico y la dirigencia.
Mientras el gerente Jeaustin Campos saca el hacha y les corta la cabeza a dos jugadores: Juan Diego Madrigal y Josué Martínez, el presidente Juan Carlos Rojas saca la billetera para firmar a un centro delantero boliviano viejo pero de estirpe: Carlos Saucedo.
En el Deportivo Saprissa no existe la paz.
Saprissa genera revolución, protesta, cuestionamiento, crítica, fértiles abonos del escándalo.
En las otras aceras y en situaciones aritméticas similares, sus enconados rivales duermen en santa paz.
Solo hay un punto de diferencia entre Alajuelense y Saprissa en la clasificación.
¿Por qué entonces tanta turbulencia en el vuelo morado, mientras los manudos reposan en aguas de manantial?
Intentamos una respuesta en el recuadro adjunto.

Gaetano Pandolfo
gpandolfo@larepublica.net






© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.