Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



ACCIÓN


¡Saprissa fue grande!

Cristian Williams [email protected] | Lunes 06 agosto, 2012



¡Saprissa fue grande!
Morados se le plantaron al campeón de la UEFA y le jugaron de tú a tú

Una noche memorable, en la que solo faltaron más aficionados y los goles, fue la que ofrecieron Saprissa y el Atlético de Madrid, que dejaron de lado los cuidados y se midieron de tú a tú.
Salvo los primeros 10 minutos, en los que el temor y respeto traicionaron a Saprissa, lo que los hizo atrincherarse en su medio campo y traicionar su idea de juego, los restantes 80 minutos fueron parejos.
Y es que el argentino Diego Simeone mandó a la cancha a sus mejores hombres de entrada, posiblemente con el objetivo de liquidar las acciones ante un rival que en el papel era muy inferior, y luego dar descanso, pero las cosas se le complicaron y más bien tuvo que sostener a sus estrellas en el campo para evitar una derrota, que para el campeón de la Europa League, sería indecorosa.
Los morados, pasados esos 10 minutos, recordaron que con Daniel Casas el objetivo es dar espectáculo, es tocar y tocar, es ser individualista en la última línea, es divertirse.
Y así Yeltsin Tejeda, Juan Bustos, Manfred Russel y en menor proporción José Carlos Cancela, quien ayer no hizo su mejor partido, comenzaron a pasear la pelota y con ella a los “españoles”, quienes debieron apretar marcas para frenarlos.
Y adelante César Elizondo, pero ante todo Daniel Colindres, hacían diabluras con sus marcadores. El canterano Kader Oueslati, francés de origen turco, anduvo por la calle de la amargura intentando controlar a Colindres.
Eso sí, la experiencia de la zaga visitante, liderada por el argentino Carlos Alberto “cata” Díaz, puso orden y controló en el centro para que el arquero belga Thibaut Courtois no pasara mayores problemas.
Es más, pese al buen juego de los saprissistas en ningún momento, a lo largo de los 90 minutos, el meta del Atlético debió emplearse a fondo para evitar que su portería fuese perforada, algo que sí hizo, y muy bien, Víctor Bolívar.
Los campeones europeos apostaron su ofensiva con las llegadas por los costados, sobre todo con Filipe Luis, quien tuvo un buen duelo, tanto defensivo como ofensivo, con Jordan Smith.
Su referencia ofensiva siempre fue el colombiano Radamel Falcao, a quien el 10 turco, Arda Turan, se cansó de servir balones, ya fuese al frente del área o buscándolo en el fútbol aéreo, donde es letal.
Y Falcao no falló, hizo lo que está acostumbrado, pero no contó con que Víctor Bolívar llegó en su noche, de esas en las que todo sale, de esas en las que hasta la suerte se alía al portero.
Por eso no en una, ni dos, sino en tres oportunidades Bolívar le quitó el gol al colombiano, con paradas espectaculares que robaron los aplausos a los pocos aficionados que llegaron al reducto morado.
El marcador no se movió, la verdad hizo falta el gol, es el dulce del fútbol, pero el trabajo de morados y rojiblancos fue digno de dos grandes equipos.

Cristian Williams Méndez
[email protected]