Enviar
Saprissa esperó y liquidó
Afición rechazó la nueva mascota; Ultra pidió al viejo monstruo

Cristian Williams
[email protected]

La regla del fútbol es clara, para ganar hay que anotar. Lo que no tiene regla es el momento de hacerlo. Algunos lo hacen al inicio y otros a la mitad, pero Saprissa lo hizo hasta el final.
Dos anotaciones en la agonía del juego, minutos 81 y 94, obras de Andrés Núñez y Alejandro Sequeira, les dieron a los morados la victoria de 2 a 0 sobre San Carlos.
Los norteños llegaron al Ricardo Saprissa en busca de un empate, sobre todo porque en la lucha por eludir el descenso, ya sabían que Ramonense y la Universidad habían perdido y era inmejorable la ocasión para recortar distancia.
Por eso en la primera parte se plantaron en su media cancha, pensando más en destruir que en crear, eso sí, de una manera muy ordenada que les tapó todas las ideas a los locales.
Eso provocó un partido malo, aburrido, ya que Saprissa tampoco era capaz de sacarse de encima ese planteamiento, recurría a pases largos y centros una y otra vez, lo que facilitaba el trabajo a los pupilos de Daniel Casas.
En la complementaria San Carlos apostó a algo más que el empate y se atrevió a salir, dándole la pelota a Manfred Russell, quien logró nivelar las acciones y hasta poner a su equipo a jugar mejor.
Fueron los norteños los que casi abren el marcador en un error de Yader Balladares quien la perdió en el área con Luis Venegas y este se la sirvió a Víctor Portuguez para que fusilara a Esteban Alvarado, quien de manera espectacular evitó la anotación.
Cuando el empate tomaba ribetes de realidad, pese a los cambios ofensivos de Roy Myers al meter a Allan Alemán, siempre querido por la afición, y Jairo Arrieta, inesperadamente llegaron los goles.
Walter Centeno, quien no recibió menos de 20 faltas en el juego, hizo un enésimo pase al espacio, esta vez a Andrés Núñez, quien sacó un remate que desvió Daniel Alvarado, Donny Grant tocó la pelota, que tras estrellarse en el horizontal picó dentro del marco para el 1 a 0.
Y ya cuando se esperaba el final, de nuevo Centeno, esta vez por la derecha, centró medido a la llegada de Sequeira, quien ahora sí que no perdonó y decretó el definitivo 2 a 0.

Ver comentarios