Logo La República

Domingo, 26 de mayo de 2024



NOTA DE TANO


Saprissa no es invencible y tiene puntos débiles

Gaetano Pandolfo gpandolfo@larepublica.net | Lunes 13 mayo, 2024


Gerard Taylor: comodín de lujo de la retaguardia morada
Gerard Taylor: comodín de lujo de la retaguardia morada


El fin de semana anterior, cuatro directores técnicos, a quienes les agrada se les califique como estrategas, suponemos, tuvieron tiempo suficiente para analizar videos del Deportivo Saprissa.

Héctor Altamirano, Alexandre Guimaraes, Luis Antonio Marín e incluso Minor Díaz, podían enfrentar al Monstruo en las semifinales o la final del Clausura y lógicamente analizarlo tácticamente era tarea inevitable.

Saprissa no es un equipo invencible, porque estos equipos no existen. En ocasiones se convierten en máquinas devoradoras de rivales y en fábrica de anotaciones, pero como todo equipo, tiene puntos débiles.

Encontrarlos, aprovecharlos y atacarlos, es entonces la misión de los estrategas de Herediano, Alajuelense, San Carlos y Liberia, hasta el sábado pasado, eventuales rivales de la aceitada máquina que conduce Vladimir Quesada.

Lea más: Figuras de Saprissa y Alajuelense que terminan contrato

Y lógicamente, el estudio de los entrenadores rivales del tricampeón nacional, se inicia conociendo la formación estelar del Monstruo.

Saprissa juega preferiblemente un 4-3-3, pero su fútbol será bastante distinto si la tripleta de la cintura la forman Kliver Gómez, Mariano Torres y Yoserth Hernández, que ha sido titular en los últimos juegos, a que jueguen con el capitán Torres: Jefferson Brenes y David Guzmán.

Con esta última tripleta, Vladimir apela más a la marca. Con la primera, juega más a la creación.

La mejor forma de derrotar al Saprissa es atacándolo; esperarlo y jugar al contraataque no rinde, de ahí que el monarca solo ha sufrido dos derrotas en 21 presentaciones.

Hay que atacarlo y es preferible montar las ofensivas por el sector derecho, para topar con Douglas Sequeira y Joseph Mora, un poco más frágiles que Gerard Taylor y Pablo Arboine, los candados del otro sector de la retaguardia morada.

Lea más: Nuevo estadio de Saprissa vive una fase crucial: Esto es lo que debe saber

Si los rivales del Saprissa van a planificar un 5-4-1, mejor denle el triunfo al monarca antes de empezar el partido.

Y atención con el ataque del Saprissa, una tripleta en la que Ariel Rodríguez hace el “juego sucio”, de distraer, molestar y sacar de quicio al defensor central enemigo, para que Paradela y East jueguen libres y a su antojo. Los dos atacantes morados anotan sin marca. Llegan libres de cara al portero y los vencen con extrema facilidad. Urge una marca más personal, férrea, sin regalar espacios de los centrales rivales, sobre Javon y Paradela, para tratar de cortar el chorro de anotaciones del campeón en el torneo.

gpandolfo@larepublica.net







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.