Santa Ana Country Club conectará fauna local con plan de reforestación
Enviar

Bajo el nombre CEIBA, el Santa Ana Country Club inició un proceso de reforestación con el que buscará generar fuentes de alimento y sitios para la reproducción para conectar la fauna local entre parches boscosos de la zona.

“Buscamos la restauración ecológica que permita la interconexión mediante corredores naturales y urbanos a favor de la fauna”, dijo Helmut Johnson, gestor ambiental de la Municipalidad de Mora.

El proyecto estará a cargo de un equipo interdisciplinario de ingenieros forestales y biólogos ornitólogos, en un trabajo conjunto con Green Plan.

Este se realizará por etapas y se extenderá por dos años.

De setiembre a octubre del 2017, se dio la primera fase, con la siembra de 202 árboles, entre los que destacan las especies Capulín, Dama, Targuá y Guitite.

En el 2018, se continuará, sujeto a la construcción, para no afectar el crecimiento de los árboles.

“La intervención inmediata se realiza con árboles de 2,5 metros en áreas de mediana densidad y de 1 metro en los suelos difíciles. Esperamos que en cinco años alcancen 6 metros, para que en 15 o 20 años, el escenario sea el de un bosque húmedo premontano, una zona de vida con paisaje cambiante”, dijo  Armando Soto, botánico a cargo de CEIBA.


Ver comentarios