Enviar
"Sandy" castiga Caribe y amenaza Miami

El huracán "Sandy", el décimo de una temporada inusualmente activa en la cuenca atlántica, ayer avanzaba hacia el norte por el sur de Bahamas y su amplio radio hace que también afectara la costa este de Florida, aunque la mayor preocupación era el noreste de Estados Unidos.
Después de haber atravesado Jamaica y Cuba, este huracán de categoría dos sobre un máximo de cinco en la escala de Saffir-Simpson se adentró ayer en el sureste de las turísticas islas Bahamas y se espera que durante todo el día, así como el viernes, recorra de sur a norte ese archipiélago.
Allí, colegios públicos, edificios oficiales y aeropuertos permanecen cerrados, y negocios y tiendas particulares también han optado por no abrir sus puertas después de que las autoridades locales ordenaran ultimar los preparativos para hacer frente a este huracán.
"La gran preocupación son las inundaciones. Los daños de los vientos y los cortes eléctricos son otras amenazas. Primero llegan las fuertes lluvias, luego los vientos y los árboles se derriban", explicó gráficamente el meteorólogo de AccuWeather.com Steve Travis.
El diario local The Guardian Nassau detalla en su edición digital que el primer ministro de Bahamas, Perry Christie, ha urgido a todos los residentes a que extremen la precaución y ha informado de que muchos aeropuertos y puertos del archipiélago permanecerán cerrados también el viernes.
"A los negocios, incluidos los bancos, también se les ha pedido que permanezcan cerrados el jueves y el viernes", dijo Christie, quien aseguró que su Gobierno está "preparado para atender a los habitantes" que lo necesiten.
Los vientos máximos sostenidos de "Sandy" son de 165 kilómetros por hora, con rachas superiores, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU., y su centro se desplaza hacia el norte con gran rapidez: a unos 32 kilómetros por hora.
Los vientos huracanados ayer se dejaban notar a unos 45 kilómetros del ojo del huracán, mientras que las condiciones equivalentes a una tormenta tropical se extienden a unos 335 kilómetros del centro.
Dado ese amplio radio del huracán, en la costa este de Florida también de declaró alerta y el sur sufre desde ayer en la mañana intensas lluvias, rachas de viento, cortes puntuales del suministro eléctrico, inundaciones aisladas e intensa marejada.
En gran parte de la costa este de Florida se cancelaron las clases para hoy viernes, se ha pedido a los dueños de embarcaciones de recreo que se abstengan de salir al mar y los grandes barcos cruceros que tienen aquí su puerto de salida y llegada observan con atención la evolución del temporal.
Mientras tanto, este amplio frente aún está dejando intensas lluvias también en Haití, donde al menos tres personas han muerto, se han registrado importantes daños y cientos de personas han sido evacuadas, así como en República Dominicana.
En ese país un total de 8.755 personas se ha visto obligada a abandonar sus casas y 77 localidades, la mayoría en la provincia de Azua (suroeste), están incomunicadas por la crecida de ríos causada por "Sandy", según el Centro de Operaciones de Emergencia de República Dominicana.
En Cuba, la ciudad de Santiago fue una de las zona más castigadas por el paso "Sandy", con derrumbes de viviendas, derribo de cientos de árboles y cortes en el suministro eléctrico.
Previamente el huracán pasó por Jamaica, donde causó la muerte de al menos una persona.

Miami/ EFE



Ver comentarios