Logo La República

Lunes, 16 de septiembre de 2019



NOTA DE TANO


San Carlos luchó bravamente por la cima y la retuvo

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 30 abril, 2019

Alberth Villalobos fue determinante en la rebelión de los Toros

Presenciamos completo por televisión el partido entre Carmelita y San Carlos y nos quedó la impresión de que el cuerpo técnico de los carmelos bloqueó la comunicación hacia sus jugadores, de manera que no se enteraran cómo se desarrollaba el partido entre la Universidad y Limón.

Todos conocíamos la historia de que, con solo empatar, los celestes aseguraban su permanencia, aún derrotando los carmelitas a los toros.

Por eso, desenchufados los pupilos de Fernando Palomeque de lo que acontecía con la UCR, festejaron la apertura del marcador con el gol de cabeza de Carlos Montenegro al 58, tras acrobática acción de David Herrera y minutos después, sin saber los jugadores carmelos que ya la Academia daba cuenta de Limón, se desplomó la retaguardia carmelita apenas Alberth Villalobos aprovechó una salida falsa del portero Kevin Chamorro, quien era la figura del partido. Empató la cuenta y abrió la gotera para que los Toros embistieran al ya descendido equipo a la segunda división.

En un cierre de partido envolvente y fantástico, los discípulos de Luis Antonio Marín despedazaron la defensa rival, anotaron dos veces más en piernas de Saborío y Chirino y de un zarpazo le arrebataron la cima del Clausura a Saprissa, que goleaba cómodamente 5-0 a Grecia para acariciar por muchos minutos ese primer lugar, que instala al equipo en la final del campeonato, no importa lo que suceda en las semifinales.

Quedó claro que cuando Villalobos anotó el gol del empate, los jugadores de Carmelita no sabían que la Universidad ganaba 2-0. De lo que quedaron enterados, de ahí la frustración y el dolor, es que con ese empate ellos perdían la categoría. Lo demás fue gula norteña.

Al triunfar San Carlos cambió de rival para la semifinal y “escogió” a Herediano en lugar de Pérez Zeledón.

Si los Toros, “hubieran dejado” que Saprissa ganara el primer lugar, al Monstruo le hubiera tocado el Team, semifinal más que caliente, pero los resultados hicieron que los dos grandes no se toparan en semifinales y Saprissa entonces se las verá con ese incómodo equipo que es Pérez Zeledón, que de nuevo le complicó todo a Herediano, quien no pudo derrotarlo en la fecha de cierre.

Podríamos proyectar una semifinal de futbol abierto entre San Carlos y Herediano y otra más táctica, cerrada y resultadista entre Saprissa y Pérez Zeledón.

[email protected]







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.