Enviar

Samsung agiganta su galaxia

Presentó el Galaxy S4. En su pelea contra el iPhone, busca sorprender con software y nuevas funciones

201303192259180.n4.jpg
Hasta hace muy poco pagábamos de más por tener un teléfono celular mínimo. Pero todo cambia, y ahora nuestros presupuestos se van en pantallas cada vez más grandes. Pasaron de 3,5 a 4, siguieron a 4,5, a 4,8 y ahora ya llegaron a 5 pulgadas, apenas por debajo de una tableta. El Galaxy S4, que Samsung presentó la semana pasada, es una muestra elocuente de este fenómeno.
En Nueva York, la empresa surcoreana mostró cómo será la nueva generación de su buque insignia: los celulares inteligentes Galaxy, que buscan destronar al iPhone de Apple. Y si bien el nuevo modelo se destaca por su gran pantalla y el muy poderoso hardware, lo que más llamó la atención fue el software y las funciones especiales.
“Presentan un celular que ‘lee’ la mirada del usuario”, “Galaxy S4 va más allá de la pantalla táctiles” fueron algunos de los conceptos y títulos de los medios que cubrieron el evento. Todos se detuvieron en las nuevas funciones que incorpora el dispositivo.
Una de las más relevantes es la llamada “Smart Scroll”, que permite desplazar las páginas de Internet o el correo electrónico, hacia arriba o hacia abajo, solo con la mirada. A esto se suma “Smart Pause”, que detiene el video o película que se está viendo cuando se aparte la cara de la pantalla. Y reactiva la visualización una vez que los ojos regresan al video.
Pero no es solo la mirada. La función “Air Gesture” permite pasar de canción, desplazar hacia arriba o abajo la pantalla o aceptar una llamada solo con pasar la mano delante del teléfono. Mientras que S Traslator traduce en forma automática mensajes de texto, correos electrónicos, chats o comandos de voz.
Y S-Voice Drive permite darle órdenes al equipo mientras se conduce un automóvil, aplicación que busca competir contra Siri de Apple.
Pero además hay un teléfono. Y bien poderoso. Galaxy S4 trae un procesador de ocho núcleos, aunque habrá modelos de cuatro. Tendrá 2GB de memoria RAM, cámara de 13 megapíxeles, más la frontal de 2MP, la última versión del sistema operativo Android de Google —el 4.2.2—, y hasta 64GB de capacidad.
La pantalla, de 5 pulgadas, también es de última generación: viene con tecnología Full HD Super AMOLED, con 441 píxeles por pulgada. En dos palabras: supernítida.
En cuanto a las conexiones, suma desde la última norma de banda ancha móvil, la 4G LTE, hasta un led infrarrojo que transforma el celular en un control remoto.
Con este dispositivo —que estará disponible a fines de abril en 155 países—, Samsung se las ingenia para volver a ser noticia en todo el mundo. También para enfrentar a Apple y hasta a Google, a quienes no mencionaron en ningún momento de la presentación, a pesar de que usan el sistema operativo del buscador.
Los críticos de Samsung destacan que este teléfono, con respecto al S3, “es apenas una evolución y no una revolución”. Y hasta se permiten ácidas críticas relacionadas con la enorme pantalla del dispositivo. Pero todos saben, en el fondo, que la galaxia se agiganta. Y que hay que tomarla bien en serio.


Por Ricardo Braginski
[email protected]

Ver comentarios