Enviar

HARVARD

Salga de su zona de comodidad

201403042219080.g.jpg
Ir más allá de nuestra zona de comodidad es como mejor podemos aprender y crecer. Para desarrollar el coraje para dar el salto, y las capacidades y habilidades para realmente lograrlo:

1. Entienda qué va a ganar para así motivarse usted mismo. Haga una lluvia de ideas de cómo es que trabajar en ese comportamiento difícil (trazar redes, tal vez, o hablar en público) puede avanzar su carrera o ayudarlo a alcanzar otras metas.

2. Después, personalice un plan para tomar el control de una situación en lugar de verse abrumado por ella. Si, por ejemplo, usted es una persona introvertida que teme a los eventos para trazar redes, en lugar de sentirse presionado por conocer a todos enfóquese en algunas personas y de hecho intente conocerlas, o apunte a hacer contactos iniciales con el objetivo de dar seguimiento en un ambiente más cómodo.


Básese en rutinas para liberar energía mental
Cada vez que toma una decisión (qué candidato contratar, delegar o no una tarea o incluso qué almorzar) crea tensión mental. Nuestra energía para tomar decisiones es limitada; el estrés y la fatiga pueden impedir que tomemos las buenas. Use rutinas para reducir el número de decisiones que tiene que tomar: si hay algo que debe hacer diariamente, intente hacerlo a la misma hora todos los días. Por ejemplo, establezca un ritual para prepararse para el trabajo en la mañana. Esto podría empezar con revisar correos electrónicos y mensajes de voz y responder primero a los urgentes para facilitar el avance más rápido a proyectos importantes. Instale una rutina similar para prepararse para volver a casa por la noche. Una vez que haya puesto en piloto automático decisiones menos importantes, liberará energía para cosas que importen más.

Haga que el correo electrónico sea más eficiente
Una regla para el correo electrónico indica a su programa computacional cómo manejar ciertos tipos de mensajes. Cada regla está compuesta por dos partes: el criterio que determina si un mensaje particular desencadenará una regla, y la acción o acciones que se ejecutan una vez que se desencadena la regla. Las reglas pueden tener un efecto drástico sobre la eficiencia de su correo electrónico. Por ejemplo, programe una regla de “agenda” para desviar a una carpeta separada todas las peticiones de programación de tiempo e invitaciones y aceptación de reuniones para revisarlas una o dos veces al día. Incluso puede escribir su regla con excepciones, de tal forma que todo lo que sea marcado como urgente aterrice en su bandeja de entrada y no en su carpeta de “agenda”.

TEMAS DE CONVERSACIÓN
¿Su personalidad empresarial hundirá a su nueva empresa?

Algunos de los rasgos de personalidad que acercan a la gente a iniciar sus propias compañías pueden llevar a ambientes negativos en el lugar de trabajo que causan el fracaso de las empresas nuevas, según un estudio de más de 2 mil gerentes realizado por la Universidad del Colegio de Londres. Entre los rasgos más predictivos de que los gerentes se están sintiendo atraídos por la actividad empresarial figuran autoestima inflada, convicción de que tienen derecho, microadministración, toma lenta de decisiones, terquedad y distracción, afirman los investigadores. Comportamientos directivos de este tipo podrían contribuir a la alta tasa de fracaso de las compañías nuevas.

Ambiente embrollado dificulta enfoque
En un experimento, la gente que se sentaba en un escritorio desordenado con papeles revueltos se sintió más frustrada y agotada y tardó casi un 10% más en contestar las preguntas de una actividad de igualar colores con palabras, en comparación con los que se sentaron en un escritorio pulcramente ordenado, dicen Boyoun (Grace) Chae, estudiante de doctorado en la Universidad de Columbia Británica, y Rui (Juliet) Zhu, de la Escuela de Posgrado de Negocios Cheung Kong, en China. Un ambiente desorganizado parece amenazar el sentido de control personal de las personas, y esta amenaza reduce su habilidad para autorregularse, afirman los investigadores.
 

Ver comentarios