¡Saldo positivo!
Enviar
¡Saldo positivo!
Los legionarios no terminan de convencer
Dos empates en casa, uno jugando mal y otro jugando bien, uno en medio de silbidos y en el otro aparecieron los aplausos. Así se concretan los fogueos de la selección nacional ante China y Argentina.
¿Pero qué dejaron? Tres técnicos nacionales evaluaron el desempeño de la tricolor, ambos en el Estadio Nacional y dan las conclusiones de los dirigidos por Ricardo La Volpe.

Javier Delgado Prado asegura que lo que dejaron estos fogueos, en primera instancia, fueron grandes diferencias en el accionar ante un tipo de rival y el otro y eso no es nada bueno.
“Ante China no tuvo la actitud y concentración necesaria para enfrentar a un rival ‘accesible’, pero contra uno de renombre mundial como Argentina sí hubo eso. La enseñanza es que ante todos los rivales hay que dar lo mejor”, apuntó el estratega.
Delgado dijo que en lo futbolístico el orden del martes, a pesar de ser un esquema más defensivo, fue otra cosa, se vio un avance importante, hubo más concentración en la defensiva y un mejor juego.
“La selección va poco a poco, en la parte ofensiva se sigue en deuda, no se llega para hacerle daño al rival, es un avance más individual que colectivo, lo que haga Saborío en la lucha solitario”, rescató.
Por su parte, Gerardo Ureña acotó que “estos juegos sirvieron para identificarnos con el juego nuestro, con la idea del técnico”.
Rescató que, sobre todo en el segundo juego, se notó una idea muy clara en el comportamiento defensivo. “Lo mejor es que se corrigieron los errores mostrados ante China, cuando se atacó y hubo perdida de balón se recuperó rápido, aparte de que quedó claro cuáles son los jugadores de selección, destacando el liderazgo de Bryan Ruiz y Keylor Navas”, apuntó Ureña, quien cree que lo necesario en este momento es sumar más partidos amistosos.
Finalmente Marvin Solano, entrenador de Santos, expresó que ante China fue un mal partido donde no vio ninguna evolución, siendo más de lo mismo.
“Sin orden, frágil en defensa, sin ofensiva, pero contra Argentina fue diferente, otro estado mental, hubo buena posesión en el campo, orden defensivo, más intensidad, pero sobre todo mayor compromiso de los jugadores”, externó.
Para Solano, fue muy bueno, en ambos juegos, ver que se tiene muy clara la transición de defensa a ataque, pese a que se llega con muy poca gente al área rival.
“Hay que ver a futuro cuál será el comportamiento, si el de China o el de Argentina. Es claro que no somos tan malos como el primer juego, y podemos mejorar como ante Argentina”.

Cristian Williams
[email protected]

Ver comentarios