Enviar
Rugen los motores
Esta semana vuelve la Fórmula 1 con un Red Bull dispuesto a repetir

Con la predicción de Martin Whitmarsh, jefe del equipo McLaren, de que este año no habrá un equipo dominador sobre el resto, a diferencia del año pasado con la escudería Red Bull, este fin de semana vuelven a rugir los motores con el Gran Premio de Australia, primera fecha de la nueva temporada del Mundial de Fórmula Uno.
Las miradas se posan una vez más en Red Bull y en el campeón defensor, el piloto alemán Sebastian Vetel, quien se reconoce ansioso por acelerar su monoplaza en el circuito de Albert Park en Melbourne.
“Nunca se sabe en qué nivel estamos hasta que lleguemos a Melbourne y aun así no se verá lo que todo el mundo tiene hasta la calificación”, manifestó el actual monarca, que tendrá como compañero de equipo al australiano Mark Webber.
Mientras tanto, desde McLaren lo que se oyen son dudas.
Whitmarsh expresó en una entrevista en la web oficial del Mundial, que su escudería no pinta como “dominadora” y ante la pregunta de si cree que McLaren está en posición de luchar por el campeonato, respondió que “desearía poder decir que sí”.
Por su parte, el piloto británico de McLaren, Jenson Button, reconoció que no han tenido un comienzo de pretemporada muy sólido, pero su compañero Lewis Hamilton lo contradice y asegura que “todo ha ido sin problemas con el coche, que es más de lo que pudimos decir el año pasado” y agrega que hay muchas cosas que lo hacen sentir optimismo.
En Mercedes AMG Petronas, los alemanes Michael Schumacher y Nico Rosberg están listos para su tercera temporada con esta escudería. El heptacampeón considera a Melbourne como la localización perfecta y es el lugar ideal para iniciar la temporada.
“La ciudad ama la Fórmula 1, los aficionados crean un gran ambiente y como pilotos eso también lo notamos”.
El Kaiser se mostró conservador a la hora de hablar de resultados. “Hemos acumulado mucha información, que debería situarnos en una buena posición de cara a la primera carrera”.
Con respecto a Ferrari, los expertos ven difícil ponerlos en una disputa por el título con Red Bull y McLaren, máxime que dentro del mismo equipo se habla de 2012 como un año de transición. En Fernando Alonso estarán las posibilidades de podio para esta escudería, mientras que el gran reto para el brasileño Felipe Massa será demostrarle a su equipo que valió la pena que le renovaran su contrato.
Lo cierto es que las cartas están ya sobre la mesa; los motores rugen y seis campeones mundiales (Vettel, Alonso, Hamilton, Schumacher, Button, Raikkonen) se alistan para enfrentarse, mientras los amantes de la velocidad se preparan para el banquete.

Luis Rojas y EFE
[email protected]

Ver comentarios