Enviar
Rousseff defiende liderazgo emergente

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, defendió ayer la participación de los países emergentes en la construcción del nuevo orden internacional, en un discurso pronunciado durante la cumbre del IBSA ( grupo que integra a India, Brasil, Sudáfrica), que se celebra en Pretoria.
Rousseff llamó a todos los países a unirse en torno a los esfuerzos para una consolidación fiscal y coordinación macroeconómica, y reiteró su voluntad de que las naciones en desarrollo tomen parte de este proceso.
En su discurso, la jefa de Estado brasileña también abogó por la reforma de organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).
Brasil, Sudáfrica e India forman parte, junto a China y Rusia, del bloque de economías emergentes conocido como BRICS, que participará en la próxima cumbre del G20, que se celebrará a principios de noviembre en Cannes (Francia), con la crisis de deuda de los países occidentales y la amenaza de una nueva recesión a nivel global como telón de fondo.
En ese sentido, la gobernante latinoamericana abogó por un acuerdo creíble entre los países europeos, además de la consolidación fiscal y la solidez de los sistemas bancarios.
Además, la presidenta de Brasil destacó el papel que los miembros del IBSA jugaron en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas durante las crisis de Libia y Siria, lo que demuestra que los países emergentes "tienen capacidad para asumir un puesto permanente en el Consejo y dotarle de la legitimidad que le falta".
Rousseff se entrevistó ayer con el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, y el primer ministro indio, Manmohan Singh, en el marco de la quinta cumbre del IBSA, que aúna a estas economías emergentes.
"El IBSA ha demostrado que es posible crecer y al mismo tiempo que se redistribuye la riqueza, se crean empleos, y que la solución a la crisis financiera no está en medidas conservadoras", explicó la presidenta.
Rousseff aprovechó la oportunidad para invitar Zuma y Singh a participar en la Conferencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Medio Ambiente (Río+20), que tendrá lugar en Río de Janeiro (Brasil) en 2012.
La presidenta, que visita por primera vez África desde que tomó posesión de su cargo el pasado enero, viajará a Mozambique, antigua colonia lusa, para asistir este miércoles al 25 aniversario de la muerte del expresidente mozambiqueño Samora Machel.
Rousseff se trasladará por último a Angola, país lusoparlante, para regresar el jueves a Brasil.

Johannesburgo
EFE




Ver comentarios