Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Rory, El Grande

Dinia Vargas [email protected] | Lunes 13 agosto, 2012



Rory, El Grande
El joven norirlandés sumó el segundo Majors en su palmarés

El mundo del golf se rindió ayer a los pies de un joven de 23 años que está llamado a marcar historia en este deporte.
Rory McIlroy arrolló en el Campeonato PGA para firmar su segundo “Grande” y como añadido, desde hoy lidera el ranking mundial.
En una demostración de gran talento en el último Grand Slam de la temporada, el golfista norirlandés asombró con una espectacular ronda final de 66 golpes (-6), que culminó como un grande en el hoyo 18.
Rory caminó hacia el green, se quitó la gorra y alborotó su pelo rizado con las manos, como si tratara de despertar de un sueño.
Pero el sueño no acabó ahí, de camino hacia la bandera final del Ocean Course, en Kiawah Island, Carolina del Sur, el público aplaudía al ya campeón y sin nada por definir se asentó en el green, midió la trayectoria y tras un viaje de unos ocho metros la pelota terminó en el agujero.
McIlroy celebró con júbilo, mientras los aplausos se mezclaban con un coro al unísono que resonaba: “Rory, Rory”.
La última jornada resultó ser toda una maratón debido a que el sábado la ronda se vio aplazada por las tormentas. McIlroy se acostó como líder provisional, junto al fiyiano Vijay Singh, pero con la obligación de, al despertar, jugar nueve hoyos y seguidamente otros 18.

Esos 27 agujeros en un día no solo no supusieron un empacho de juego, sino que el norirlandés firmó 67 golpes (-5) y al final de la tarde presentó 66 (275 en total, -13).
El resultado fue devastador. El campeón aventajó en ocho golpes a David Lynn, y en nueve a Justin Rose, Keegan Bradley —el mejor estadounidense y defensor del título—, Ian Poulter y el sueco Carl Pettersson.
Tiger Woods, que afrontó el fin de semana como líder, selló 72 y 74 el domingo, para concluir en el undécimo puesto y sumar su cuarto año consecutivo sin un Majors en su bolsillo.
“He hecho un gran golf”, dijo Rory al recoger la copa, con las lágrimas en las cuencas de los ojos. “He jugado muy sólido, he conseguido un birdie en el hoyo dos, que me dio mucho ánimo, y luego mi juego con el putt también ha sido muy regular y efectivo”, confirmó.
Rory escribió también una nueva página en la historia moderna del golf, dado que se convierte en el más joven en conquistar dos Majors —Abierto de Estados Unidos en 2011—, desbancando por cuatro meses a Tiger Woods, y también en el primer jugador de su país que gana este torneo.
“Nunca me imaginé hacer esto”, agregó, pero lo hizo y en grande.

Consulta: EFE y otros.
Dinia Vargas
[email protected]