Enviar

Mercados financieros de EE.UU.

En los últimos meses se ha observado una importante recuperación de la economía estadounidense, con un crecimiento anualizado del 5,9% para el cuarto trimestre del año anterior, con respecto a los tres meses anteriores.
Asimismo, los indicadores de producción más puntuales (como producción industrial) y mediciones relacionadas al mercado laboral, señalan en la mayoría de los casos una recuperación importante con respecto al bache de inicios y mediados del año anterior.
Esto es el reflejo, por un lado, del importante estímulo fiscal y monetario que ha recibido la economía en los últimos 24 meses, y a la vez también de una reactivación en los niveles de demanda por parte del sector privado.
Sin embargo, nuevamente empiezan a encenderse luces de emergencia con respecto a la posible formación de nuevas burbujas en los precios de los activos financieros.
Esto podría eventualmente llegar a desestabilizar los mercados financieros en caso de que las expectativas de crecimiento descontadas en la actualidad no lleguen a materializarse.
Los precios de las acciones se han incrementado en cerca de un 70% con respecto a los niveles de un año atrás en el mercado estadounidense, y prácticamente se han duplicado en el caso de los mercados emergentes.
La temporada trimestral de reporte de ganancias que está concluyendo en Estados Unidos ha validado, e inclusive superado, las expectativas de los analistas, pero no es del todo claro que esto se vaya a mantener en los próximos trimestres.
No solamente los precios accionarios se han disparado de manera importante, sino también los de la renta fija, así como los precios de muchas de las monedas de mercados emergentes (incluyendo la costarricense).
Creemos que cada vez más, en un entorno en que los mercados financieros están inundados de liquidez por parte de los bancos centrales, la economía está sostenida por estímulos públicos, y los balances de situación del sector familiar y público continúan relativamente apalancados todavía, es relativamente riesgoso el panorama a futuro.
Creemos que los precios deben ya sea empezar a moderar su ritmo de crecimiento, si no es que mostrar una corrección importante en algún momento. Recordemos que entre mediados de enero y febrero de 2010 ya se experimentó una corrección importante, y aunque subsecuentemente ya se ha revertido, igualmente muestra que hay multitud de factores que podrían estar generando inestabilidad en los mercados financieros a futuro.

Rolando Saborío Jiménez
Economista y Operador de Mercados Internacionales
BCR Valores
[email protected]
Ver comentarios