“Rigidez regulatoria desincentiva inversiones de telcos”
“Yo espero que Sutel haga los estudios, esto es un tema que no se puede postergar más. Su imagen internacional quedaría dañada si no se resuelve de una manera adecuada”, dijo Pablo Bello, director ejecutivo de ASIET y CET. Gerson Vargas/La República
Enviar

A seis años de haber sucedido, la entrada de telcos privadas como Claro y Telefónica ha marcado una realidad de competencia que se traduce en beneficios para el usuario, pero la existencia de la regulación tarifaria no deja que la calidad de los servicios se maximice, según Pablo Bello, director ejecutivo del Centro de Estudios de Telecomunicaciones de América Latina (CET).{l1}tarifas_desactualizadas_costarian_millones_a_sutel{/l1}

LA REPÚBLICA entrevistó al representante, quien indicó que la existencia de esta rigidez no tiene sentido si Costa Rica ya cuenta con varios actores en materia de telecomunicaciones.

¿Cuáles fueron las principales conclusiones que obtuvieron a partir de este análisis?
Debemos reconocer que Costa Rica ha tenido un avance en indicadores de telecomunicaciones, pero sin duda hay dos desafíos fundamentales: uno es cerrar la brecha digital y, el segundo, incrementar las velocidades. En eso tiene un rezago en comparación con los otros países de América Latina y en términos de la calidad del Internet. Esto tiene que ver con la regulación de los precios minoristas, que pone condiciones para que las empresas inviertan más y para que los consumidores se puedan beneficiar como consecuencia de eso.

¿Por qué el análisis concluye que esta regulación no tiene sentido?
Lo que no tiene sentido es que seis años después de la apertura de las telecomunicaciones, siga existiendo esta rigidez, que es un tanto anacrónica. Costa Rica es un país que todos reconocemos en América Latina como serio, con buenos profesionales, buenos reguladores; estoy seguro de que Sutel es de muy alto nivel, pero no se entiende que este tema lleve tantos años sin resolverse.

¿Cuál es el efecto que causa esta regulación actualmente?
Los riesgos que existen cuando hay fijaciones de precios es que al haber inversionistas las tres empresas ven el futuro incierto. La gracia es que se compita por tecnología, por calidad de precios, por servicios, no que haya una regulación que te diga lo que tienes que ofrecer, cómo lo puedes ofrecer y el precio que debes cobrar.

¿Qué se necesita para que esta legislación cambie?
Desde el punto de vista técnico, no creo que exista alguna duda de que en Costa Rica hay condiciones de competencia y que las tarifas se deben liberalizar. Lo que hay son preocupaciones políticas sobre qué puede pasar, y hay un temor incluso en la población de lo que pueda suceder con la libertad tarifaria, en términos de la evolución de los precios. Sutel lo que debe hacer es resolver de acuerdo a la evidencia y es incontrastable: hay competencia.{l2}sutel_hace_la_tarea_pero_no_puede_durar_toda_la_vida_2015-05-13{/l2}

¿Cuáles beneficios se obtendrían si Sutel “resuelve” esta situación?
Lo que sí va a ocurrir es que habrá más alternativas, planes más diversos, más opciones y las empresas van a tener la posibilidad de establecer precios razonables para los consumidores, que permitan remunerar las inversiones en forma adecuada en el tiempo. Con esto los consumidores tendrán mejores servicios a menores precios y el país va a ganar. Es entendible esa preocupación, pero eso hay que resolverlo a través de política pública que reduzca esa incertidumbre y les dé legitimidad a las decisiones que se toman desde la opinión pública.


Ver comentarios