Enviar
Nacionalizaciones se centraron en los últimos años en petróleo, electricidad y telefonía
Revolución agraria de Chávez apenas comienza

Mandatario venezolano expropió una planta de Cargill e intervino arrocera de Empresas Polar

Caracas
EFE

La expropiación de una segunda planta de arroz y la ocupación de una finca de una papelera irlandesa en Venezuela es el inicio de la “revolución agraria” prometida por el presidente Hugo Chávez, dijo el viernes el ministro de Comercio, Eduardo Samán.
“Es el principio de la revolución agrícola, pero vamos a profundizar el tema”, señaló el titular del recientemente creado Ministerio de Comercio durante una asamblea popular en la planta de Polar en Calabozo, intervenida por noventa días.
“Ahora tenemos que ir al control de la semilla, de los agroquímicos y del resto de insumos; revisar el acceso a la tierra y a todos estos productos para garantizar la seguridad agroalimentaria”, explicó.
En la última semana, Chávez expropió una planta arrocera de la estadounidense Cargill, contra la cual ordenó una adicional investigación judicial, e intervino temporalmente una arrocera de la venezolana Empresas Polar, a la que advirtió que podría expropiar en su totalidad y pagarle “con bonos” y no en “constante y sonante”.
“¡No me va a temblar el pulso!”, expresó este viernes el mandatario al reiterar que su Gobierno echará mano del mecanismo de expropiación contra Polar, la principal empresa de alimentos del país, y cualquier otro privado que, afirmó, no cumpla con las leyes y ponga en peligro la seguridad y soberanía alimentaria del pueblo.
La noche del jueves, Chávez anunció la intervención de 1.500 hectáreas de tierras de la filial en Venezuela de la trasnacional irlandesa Smurfit Kappa Group, que produce papel, y ratificó la expropiación de otra finca, de 2.237 hectáreas.
Argumentó que el Gobierno creará en esas tierras unas “comunas socialistas”, que deber ser las beneficiarias de una carretera que atraviesa el lugar y que ayer mismo inauguró, la cual servirá para facilitar la distribución de los productos que allí se cosechen.
Smurfit Kappa Cartón de Venezuela S.A es un grupo manufacturero que opera desde 1954 en el país suramericano, donde además posee una docena de instalaciones, entre ellas una división forestal.
Sobre la intervención de la otra finca, Chávez anunció que “pagará la indemnización correspondiente” y les expresó su reconocimiento por su predisposición a negociar el asunto.
Lo mismo desean los responsables de Cargill, que opera desde 1986 en Venezuela, donde además de arroz produce aceites, harina, pasta, azúcar, café, entre otros, en otra decena de plantas no afectadas, hasta ahora, por el Gobierno.
Cargill dijo que espera “aclarar su situación ante el Gobierno” y que es “respetuosa” de sus decisiones y resaltó “su compromiso de producción de alimentos en Venezuela apegado a las leyes y normativas vigentes”, lo mismo que ha expresado Empresas Polar.
Aunque ya en 2001 Chávez declaró al latifundio una “guerra a muerte” e inició la intervención de tierras, su plan nacionalizador se centró en los últimos años en petróleo, electricidad, telefonía y otros sectores que llama “estratégicos”, tras previos o posteriores acuerdos de compraventa o pago de indemnizaciones.
En un último reporte sobre la “guerra al latifundio y el abandono de propiedades rurales” privadas, el Gobierno aseguró hace un año que había “recuperado” 1,1 millones de hectáreas cultivables y había puesto a producir plenamente el 90% de esa extensión.
Por su parte, sectores opositores reiteraron su rechazo a lo que califican como “atropellos a la propiedad privada” y sostuvieron que el “diálogo” y la aplicación de políticas sinceras permitirán superar los problemas de abastecimiento de alimentos en Venezuela, que achacan al control de precios vigentes desde 2003.
El presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenagas), Genaro Méndez, denunció el jueves que “hay 452 fincas invadidas y expropiadas por el Gobierno”, e insistió en que las políticas oficialistas “atentan contra la soberanía alimentaria”.
“¡Vamos pa'lante, allá ellos (...) la oligarquía!”, respondió este viernes Chávez, durante el acto oficial de inauguración de la construcción de la nueva Corporación Siderúrgica Nacional, en el estado sureño de Bolívar.
“Los productores que cumplan las leyes no deben temer nada”, reiteró.
En ese sentido, el ministro de Comercio subrayó que el marco de la lucha contra “la dominación capitalista”, se revisará “la legislación sobre la propiedad intelectual” para luchar contra el monopolio de semillas, entre otros asuntos.


Reformas

El canciller nicaragüense, Samuel Santos, anunció el viernes a la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, diferentes propuestas de reformas en el país, entre ellas una revisión del sistema electoral, con la esperanza de que la Unión Europea descongele las ayudas al Gobierno de Daniel Ortega.
El ministro de Exteriores entregó a la comisaria un documento con información sobre cambios en el sistema judicial del país y propuestas de reformas tributarias y electorales “en el futuro”.
Santos indicó, tras la reunión en la Comisión Europea (CE), que Ferrero-Waldner le manifestó su intención de estudiar “en profundidad” el documento y transmitir “pronto” su respuesta a las autoridades nicaragüenses.
La Unión Europea (UE) suspendió $31,7 millones de ayuda a Nicaragua el pasado diciembre por identificar en el país incumplimientos de gobernabilidad, transparencia y respeto a los derechos humanos, tras celebrarse en noviembre unos cuestionados comicios municipales, considerados como “fraudulentos” por la oposición.
El embajador español en Managua -presidente pro tempore de la UE en Centroamérica en representación de la República Checa-, Antonio Pérez-Hernández, afirmó recientemente que las preocupaciones de la UE en torno a esas elecciones “siguen vigentes” tres meses después.
Santos indicó que, tras la “mala información que salió del manejo de los comicios”, hoy explicó a la comisaria que Nicaragua ha alcanzado un “consenso nacional” para conformar la directiva de la Asamblea Nacional para los próximos dos años, y que de sus siete miembros dos son del partido en el Gobierno y, el resto, de otras fuerzas políticas.
En ese sentido señaló que, a partir del acuerdo alcanzado en el “órgano político por esencia”, “hemos logrado que se juramenten todos los concejales de todos los partidos políticos que compitieron en los comicios”.
“La administración del presidente Ortega estamos haciendo un trabajo verdaderamente excelente en este hacer nacional”, concluyó.
Santos también se reunió esta semana en Bruselas con varios eurodiputados para tratar la suspensión de las ayudas europeas al Gobierno nicaragüense, dentro de una gira que ha llevado además al canciller a visitar Washington.
Estados Unidos también anunció la congelación de un desembolso de $64 millones en concepto de cooperación con Nicaragua, mientras no se ejecuten cambios encaminados a mejorar la gobernabilidad democrática.


Ver comentarios