Logo La República

Miércoles, 27 de mayo de 2020



COLUMNISTAS


¡Revitalicemos las elecciones de medio periodo!

Luis Alejandro Álvarez [email protected] | Martes 11 febrero, 2020


La jornada electoral del dos de febrero nos deja cifras para analizar, Partidos perdiendo poder y representación, otros ganando espacios, Partidos cantonales que ganan terreno, y una abstención muy alta.

Liberación Nacional, el que más logra más alcaldias, 42, participando en los 82 cantones alcanza un aproximadamente un 31% de los votos a nivel nacional. En Cartago, el electorado esta vez le dijo no a la reelección del alcalde, colocándolo en el tercer lugar, con un 16.6%, decantándose por un exdiputado y excandidato Presidencial, de la Alianza Demócrata Cristiana, que se impuso con el 33.2%.

Hay un retroceso, que no es un desplome, pero que es para analizar sus causas, un posible divorcio del Partido con sus bases, que no le encuentran ser una solución a problemas locales.

El Partido de Gobierno cargando el desgaste de una segunda Administración y la impopularidad del actual mandatario, e inconformidad de su gestión, sufre una reducción significativa. Arrancan el proceso debilitados como fuerza nacional pues tras anunciar que participarían con 55 postulaciones cantonales, por falta de cumplir con el requisito de Asambleas Cantonales, el TSE no permite que se inscriban 11 de ellas.

Alcanzan 4 Alcaldías, luego de haber logrado 6 en el 2016, reduciéndose los regidores electos, de 62 a 33.

Los resultados están lejos de ser positivos para los rojiamarillos, que fueron los victoriosos la segunda ronda del 2014, y del 2018, con más de un millón de votos, se refleja ese malestar generalizado.

La Unidad Social Cristiana, inscribió candidaturas en 72 cantones, y aumenta el número de Alcaldías, pasando de 14 a 16, y captando el 19% de los votos a nivel nacional. Es el único Partido que incrementa su caudal de votos y el número de alcaldías alcanzadas, con un reacomodo geográfico de sus liderazgos locales, pues de las 14 alcaldías alcanzadas en el proceso anterior, se pierden 5: Puriscal, Sarchí, La Cruz, Puntarenas y Coto Brus, ganando esta ocasión en Grecia, Poas, Upala, Bagaces, Liberia, Golfito y Matina.

El Frente Amplio que hace cuatro años logró únicamente la Alcaldía de Barva, Heredia, ésta se le fue de las manos, y tiene una significante reducción en el número de regidores, pues luego de haber obtenido 19 en el proceso anterior, ahora logra tener por electos a 9 de ellos.

Aparecen en el escenario político opciones nuevas como el Unidos Podemos, liderado por la exdiputada del Movimiento Libertario, Natalia Díaz, que vence en Oreamuno, pero a nivel nacional no llega al 3% de los votos.

El Partido Republicano Social Cristiano, aunque logra una segunda Alcaldía, en Barva, y retiene la anterior, en Coronado, reduce su número de regidores a nivel nacional.

Mucha espectativa hubo sobre el comportamiento del electorado que hizo ganador a Restauración Nacional en febrero del 2018. Tras la escisión, Nueva República liderada por el excandidato logra 19 en 18 de los 82 cantones en que participaron, y 9 regidores para los amarillo y azul. No hubo la afluencia masiva de votantes que algunos pronosticaron. Los resultados no son alagüeños, no logran ni una alcaldía, y apenas superan el 3% de los votos a nivel nacional.

En Santa Cruz, Pococí, Nandayure, Nicoya, Santo Domingo, Palmares, y Sarchí Partidos cantonales desplazan al PLN y al PUSC a segundo y tercer lugar.

No se puede dejar de mencionar que, de las 9 mujeres electas como la máxima autoridad cantonal, la divisa rojiazul aporta 5 de ellas, los verdiblancos 3, y una de Sarchí. Logran los socialcristianos ganarle la partida a los “progres”.

Existe consenso para modificar la legislación eliminando la reelección indefinida de los alcaldes, no es sano.

El abstencionismo sigue siendo protagonista, con un leve incremento en la participación.

Surgen propuestas para que esta elección se vuelva a hacer en la misma fecha en que se eligen el presidente de la República y quienes componen la Asamblea Legislativa, esto le restaría importancia a la discusión de los temas locales.

Creo que una propuesta a considerar es retornar a la modalidad que regía con la Constitución de 1871, que en medio periodo se elegía la mitad de los diputados al Congreso Nacional.

Este cambio elevaría la asistencia de votantes, y a la vez podría dar un equilibrio en la conformación de Asamblea Legislativa, ante distorsiones coyunturales que llevan fracciones a la Asamblea, que se dan al calor de la elección presidencial, como sucedió en el 2014, con el Frente Amplio, y en el 2018 con Restauración Nacional.

¡Revitalicemos las elecciones de medio periodo!





Luis Alejandro ÁLVAREZ MORA

Abogado y Notario Público

Cédula 1-640-275



NOTAS ANTERIORES


Soluciones y ocurrencias

Martes 26 mayo, 2020

Una empresa privada que cuente con un Estado amigable como el descrito, donde la natural contraposición de intereses no se exime







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.