Enviar
Dinero para megaplanta eléctrica es facilitado por el BID
Reventazón logra $100 millones más

Del 45% es avance que registra la obra

La megaplanta hidroeléctrica Reventazón, que se construye en Siquirres, consiguió $100 millones más que permitirán avanzar su construcción.
El dinero es parte de un empréstito de $250 millones aprobado esta semana por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).
Aparte de contribuir con el avance de la central eléctrica, los fondos servirán para construir proyectos renovables, reparar plantas viejas y la ampliación de la cobertura.
El financiamiento aprobado por el BID es por un plazo de 25 años con un periodo de gracia de cinco años y un interés basado en la tasa Libor.
Este aporte le quita un poco de presión al ICE en la búsqueda del financiamiento para terminar la construcción y equipamiento de la planta, pues ahora necesita unos $720 millones de los cerca de $1.200 millones que costará.
No se descarta que el BID provea más dinero para Reventazón, pues el banco adelantó que tiene en estudio un nuevo financiamiento sin garantía soberana.
El dinero que ya tiene asegurado el ICE proviene de varias fuentes: fondos propios, Banco Europeo de Inversiones y BID.
Para completar el financiamiento el instituto eléctrico pretende constituir un fideicomiso, adelantó Martín Vindas, gerente de Finanzas del ICE.
Los recursos, que serían administrados por el Banco Centroamericano de Integración Económica, provendrían de la Corporación Financiera Internacional, BID y bancos locales.
La meta es poder contar con el primer desembolso para finales del segundo semestre de este año, destacó Vindas.
Actualmente el proyecto hidroeléctrico registra un avance por el orden del 45% y la meta es que entre a operar en el verano de 2016, dijo Luis Roberto Rodríguez, director de la obra.
Con 305 megavatios de capacidad instalada podrá atender una demanda de más de 520 mil hogares, prácticamente los que hay en Cartago, Heredia y San José.
Será el proyecto eléctrico más ambicioso del istmo, al superar por cinco megavatios a los proyectos Cajón, de Honduras, y Fortuna, de Panamá, hasta ahora los más imponentes que se han construido.

Danny Canales
[email protected]

Ver comentarios