Retrasos en vuelos de EE.UU. son provocados por las aerolíneas
El 8 de agosto, Delta tuvo fallas técnicas que cancelaron más de 2 mil vuelos alrededor del mundo. Bloomberg/La República
Enviar

Los errores de las aerolíneas, tales como las fallas informáticas que dejaron en tierra a cientos de miles de pasajeros este verano, son actualmente la principal causa de los retrasos de los vuelos en Estados Unidos.
La demora en los arribos, provocada tanto por fallas mecánicas como por una falta de personal de vuelo y otros factores atribuidos a las aerolíneas, fue la categoría que registró el mayor número de llegadas tardías el año pasado por segunda vez y por el margen más amplio, desde que el Gobierno comenzó a recopilar estos datos en 2003.


Superó a las que normalmente habían sido las principales causas: el clima y los problemas en el sistema de tráfico aéreo de la Administración Federal de Aviación, según datos suministrados por las aerolíneas a la Oficina de Estadísticas del Transporte del Departamento de Transporte de Estados Unidos.
“Esas causas ya no tienen cabida en el sistema”, dijo Charlie Leocha, presidente de Travelers United, organización que aboga a favor de los pasajeros. “Creo que mucho de esto tiene que ver con este impulso a la rentabilidad”.
Un retraso se define como cualquier vuelo que llega a la puerta de embarque al menos 15 minutos más tarde de su hora de arribo estipulada. Los retrasos atribuidos a las aerolíneas incluyen factores tales como mantenimiento, pilotos que no llegan a tiempo, limpieza del avión o carga del equipaje.
O, como algunos pasajeros desafortunados han aprendido recientemente, fallas informáticas. Un corte de energía en el centro informático de Delta que tuvo lugar el 8 de agosto provocó que se cancelaran más de 2.000 vuelos a nivel mundial. Se prevé que una falla informática que se registró el 20 de julio en Southwest Airlines tendrá un costo que ascenderá a “decenas de millones” de dólares después de que más de 2.300 vuelos fueron cancelados, dijo la compañía.
El total de los retrasos atribuidos al sistema de aviación de Estados Unidos se redujo a 300 mil el año pasado desde un máximo de casi 600 mil en 2007. El tiempo total que se retrasaron los vuelos debido a esta categoría se redujo a casi la mitad desde los 28,2 millones en 2007.
Una de las razones: el sistema ha podido adaptarse mejor al clima que hace que los vuelos se demoren, como tormentas, neblina, vientos inusuales y nieve. Los vuelos demorados por el clima fueron la causa de casi la mitad de todos los minutos de retraso a comienzos de la década del 2000. Eso disminuyó a menos de un tercio en los últimos dos años, según los datos.
Aún no se sabe con certeza por qué los retrasos atribuidos a las aerolíneas no han disminuido junto a las otras categorías, dijo Hansman y Vikrant Vaze, profesor asistente de ingeniería en la Universidad de Dartmouth que también ha investigado el tema. Las aerolíneas no están obligadas a dar al Gobierno las razones que causaron la demora de los vuelos.


Ver comentarios