Retorno de los Zelaya tras golpe de estado
Los manifestantes portaban banderas en rojo y negro del FNRP y del partido Libre y coreaban consignas como "Mel, amigo el pueblo está contigo". AFP/La República
Enviar

Retorno de los Zelaya tras golpe de estado

Miles de hondureños acompañaron el viernes al expresidente Manuel Zelaya a conmemorar el cuarto aniversario del golpe de Estado que lo derrocó, una fecha a la que su esposa, Xiomara Castro, llega como líder de los sondeos para las elecciones presidenciales del 24 de noviembre próximo.
"Desde el golpe de Estado, el 28 de junio de 2009, que Xiomara salió a la calle siendo primera dama, dormía en el pavimento frente a las armas. Ella se volvió la mujer más popular del país", dijo Zelaya a Efe.
El expresidente encabezó una multitudinaria marcha en Tegucigalpa en este aniversario del día en que fue sacado de la Presidencia y del país, cuando promovía una consulta popular para reformar la Constitución desoyendo impedimentos legales.
Zelaya agregó que su esposa no pudo acompañarlo en la marcha porque hace tres días viajó a República Dominicana a un chequeo médico por una dolencia en una rodilla, de la que fue operada hace unos dos meses.
Tras el golpe de Estado, Castro salió muchas veces a las calles a protestar con miles de hondureños y exigir el retorno de su marido, que salió de su país hacia Costa Rica buscando refugio.
Ese movimiento fue el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), del que en 2011 surgió el Partido Libertad y Refundación (Libre), que ahora encabeza Castro, quien, según algunos sondeos de opinión, es la más favorecida en intención de voto si las elecciones se celebraran ahora.
En la más reciente encuesta que se realizó en Honduras, en mayo pasado, Castro lideraba la intención de voto con un 28%, seguida por el candidato del Partido Anticorrupción, Salvador Nasralla, con 21%, y por el del oficialista Partido Nacional, Juan Orlando Hernández, con un 18%.
Xiomara Castro, aseguró su marido, "tiene una gran aceptación popular" en un país con "problemas históricos en todos los campos".
"Este es un país del tercer mundo, el golpe de Estado ha venido a agravar más la situación que ya vivíamos desde hace muchas décadas", subrayó Zelaya, quien retornó el 28 de mayo de mayo de 2011, tras una mediación de Colombia y Venezuela con el Gobierno que preside Porfirio Lobo.
Zelaya reiteró que en su mandato de cuatro años, que fue interrumpido cuando le faltaban siete meses, propuso "soluciones pacíficas y democráticas", e "ir a las urnas a hacer consultas al pueblo", pero que "la clase conservadora, la elite de este país, lo que hizo fue agarrar las armas y crear el deterioro del Estado".
Ese deterioro, añadió, ahora se refleja en que Honduras figura como el país con peor índice de violencia del mundo (con un promedio de 20 muertes diarias), el de mayores niveles de corrupción y falta de transparencia.
Zelaya, ahora coordinador general de Libre, indicó que las movilizaciones fueron convocadas en Tegucigalpa y San Pedro Sula, las dos ciudades más importantes de Honduras, "para conmemorar un acto que no queremos que se repita nunca más en el país".
En el resto del país habrá asambleas conmemorativas con el fin de protestar por "nuestro derecho a la vida, nuestro derecho por la justicia, nuestro derecho por la paz para que esos hechos nunca más vuelvan a repetirse en Honduras", apostilló.
La manifestación en Tegucigalpa inició frente a la Universidad Pedagógica Francisco Morazán y terminó en el centro de Tegucigalpa, donde decenas de militares resguardaron los edificios, incluida la Catedral, para evitar eventuales disturbios.
Zelaya pidió a sus seguidores "hacer justicia en las urnas" y señaló que los conflictos políticos no se resuelven "con armas, sino con democracia".
Los manifestantes portaban banderas en rojo y negro del FNRP y del partido Libre y coreaban consignas como "Mel, amigo el pueblo está contigo" y "Ni olvido ni perdón".

Tegucigalpa/EFE

Ver comentarios