Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



MAGAZINE


Resumen semanal

| Sábado 21 noviembre, 2009





Hecho principal
Contra el reloj cuatro concesiones de infraestructura

Si llegado el 8 de mayo próximo no se ha podido dar a la empresa privada la operación de cuatro obras públicas ofrecidas, la presente Administración saldría con una gran deuda.
Por esa razón se le asignó a Marco Vargas, nuevo jerarca de Obras Públicas y Transportes, la orden de apurar el paso a algunas de las obras de infraestructura que se ofrecieron gestionar mediante concesión de obra pública en la pasada campaña política.
No obstante el apuro, siempre quedarán algunas obras viales pendientes, como la ampliación de la ruta a Cartago, a Limón, y el anillo periférico norte.
La agenda de proyectos de infraestructura a la que se le tratará de dar el último impulso incluye la construcción de un nuevo muelle en Moín y la ampliación de las actuales estructuras portuarias, así como la edificación de una terminal de pasajeros en Liberia. Además la ampliación de la carretera que va a San Ramón y la instalación de un tren eléctrico moderno.
Tres de los cuatro proyectos fueron promesas de campaña, la excepción es el tren metropolitano de pasajeros cuyo deseo de darlo en concesión surgió después de iniciada esta Administración.
A falta de seis meses para que se le cumpla el actual mandato presidencial, las manecillas del reloj son el principal enemigo del Gobierno para cumplir los compromisos que asumió en su plan.
Para tratar de vencer al tiempo, Marco Vargas, recién nombrado ministro de Obras Públicas, asumió la conducción del Consejo Nacional de Concesiones con el propósito de dar vida a la agenda de concesiones con sus propias manos.
La principal misión de Vargas será completar el proceso de modernización de los puertos de Limón y Moín. Ese plan se compone de dos etapas.


Lo destacado

Agencias de autos se van de Guanacaste
Ante el constante crecimiento económico que presentaba Guanacaste producto del boom inmobiliario y el desarrollo turístico, varias empresas del sector automotor migraron o tenían planes de ir a esta región como una opción de expandirse. Sin embargo, las expectativas fueron superiores a los resultados.
La caída en la demanda que presenta esta provincia provocó que empresas como Grupo Purdy Motor, distribuidora de Toyota, Daihatsu y Lexus, así como AutoStar, que comercializa las marcas Mercedes Benz, Jeep, Chrysler, Dodge, entre otras, cerraran sus puertas en esta zona.
En el caso de la primera, paralizó las operaciones de la sucursal en Santa Cruz luego de casi un año de haber abierto. Esta medida responde al proceso de desaceleración en el mercado automotor, que abarca a todos los sectores y por ende las ventas.
“La situación presentada en Guanacaste no es ajena a lo que se vive a nivel mundial, la desaceleración en la zona responde a una situación financiera… la medida de cerrar la sucursal se da por el comportamiento de esa área de la región”, señaló Luis Mastroeni, gerente de Comunicación del Grupo Purdy Motor Costa Rica.
No obstante, mantendrán la agencia en Liberia, con la cual esperan lograr un repunte cuando la situación económica mejore.

Costarricense de Petróleo (Recope).