Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



GLOBAL


Resumen semanal

| Sábado 17 noviembre, 2007



Lo más destacado


1. Delta vuela al istmo

Delta anunció la apertura de cinco nuevas rutas directas para unir Nueva York (Estados Unidos) con Centroamérica y el Caribe, como parte de una estrategia de expansión que le permitirá elevar en un 60% su presencia en la región y consolidarse como la mayor aerolínea que opera en el aeropuerto de JFK. Estos vuelos son parte de un plan de expansión que también incluye nueve rutas transatlánticas.

2. Violencia en Gaza

Siete palestinos murieron y 150 resultaron heridos, quince de ellos de gravedad, en choques entre agentes de la policía de Hamás y participantes en un homenaje en Gaza al histórico líder palestino Yaser Arafat.

3. Zune renovado

Microsoft empezó a vender en Norteamérica la segunda generación del reproductor de música digital Zune, con el que el gigante informático espera arrebatar a Apple parte del lucrativo mercado de las descargas de música por Internet.
El Zune está disponible en tres versiones. El modelo de más capacidad es el de 80 gigabytes (80 Gb), que utiliza un disco duro para almacenar archivos, ya sean de música, fotografía o vídeo.

4. Bhutto rechaza Gobierno provisional

La ex primera ministra de Pakistán Benazir Bhutto, recuperó la libertad después de tres días bajo arresto domiciliario, rechazó el nuevo Gobierno provisional del país y aseguró que seguirá adelante con su campaña de protestas contra el régimen del general Pervez Musharraf.

5. EE.UU. pide nuevas sanciones contra Irán

Washington defendió la imposición de nuevas sanciones contra Irán, después de que el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) reconociera que su conocimiento sobre el actual programa nuclear iraní está “menguando”.
En un informe divulgado en Viena, el OIEA certificó que pese a las demandas del Consejo de Seguridad de la ONU, Teherán prosigue sus actividades de enriquecimiento de uranio y avanza en la construcción de un reactor nuclear de agua pesada.



Hecho Principal:
Euforia petrolera

Un enorme yacimiento de hidrocarburos puede abrir una nueva era para Brasil, décimo mayor consumidor de energía del mundo, pese a que aún es temprano para contar los pollos antes de nacer.
La estatal petrolera Petrobras confirmó un reservorio con entre 5 mil y 8 mil millones de barriles de petróleo y gas natural, en un nuevo horizonte geológico en el fondo del Atlántico.
La euforia de estos anuncios agita la bolsa de valores de Sao Paulo, donde las acciones de la petrolera acumularon un avance del 25% en dos días y concentraban la mitad del dinero negociado.
El anuncio causó furor en los mercados internacionales y fue de inmediato capitalizado políticamente por los principales ministros del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.
Además de ese reservorio, que por sí solo elevará en un 50% las reservas probadas de todo Brasil, la empresa también dijo que existen en ese horizonte -de 800 kilómetros de longitud por 200 kilómetros de ancho- reservas probables compara elevar este país al selecto club de los 10 grandes productores y exportadores mundiales.
El yacimiento Tupi fue encontrado en el bloque BM-S-11, con unos 100 kilómetros cuadrados, que es operado por Petrobras (65%) junto con la portuguesa Galp Energía (10%) y la británica BG Group (25%).
Este consorcio se lo adjudicó en 2000 durante una subasta organizada por la Agencia Nacional de Petróleo (ANP), al pagar un bono de 15 millones de reales (unos $8,6 millones).
El gobierno, por orden de Lula, retiró 41 bloques situados en el nuevo horizonte geológico de una nueva subasta programada para finales de noviembre, al invocar la necesidad de resguardar el interés nacional.
La decisión fue interpretada por analistas petroleros y empresarios como un monopolio de Petrobras sobre esta área que se supone será una de las más ricas fronteras petroleras mundiales de los próximos años.
Esto ayuda a explicar el furor con los papeles de Petrobras, en típicos movimientos especulativos basados en eventos futuros.
Hace tiempo, unos datos de Petrobras vislumbraban estas reservas probables y habían servido para elevar las ahora frustradas expectativas sobre la nueva subasta de la ANP.