Enviar
Lo más destacado

1. EE.UU. tiene el mayor número de desempleados desde 1982

Más estadounidenses están recibiendo el subsidio por desempleo que en ningún otro tiempo en los últimos 26 años, en tanto las empresas se apresuran a bajar los gastos en una economía que se hunde.
El número de personas en las nóminas oficiales del subsidio para desempleados subió a 4,09 millones en la semana concluida el 22 de noviembre, lo máximo desde diciembre de 1982, informó el Departamento de Trabajo en Washington.
Un informe aparte mostró que los pedidos a las fábricas de Estados Unidos tuvieron en octubre su mayor descenso en ocho años, al derrumbarse la demanda en el país y el extranjero.

2. Cemex pide arbitraje

La empresa mexicana Cemex, tercer productor mundial de cemento, solicitó el arbitraje internacional del Banco Mundial (BM) para resolver las controversias con Venezuela tras la expropiación de los activos de su filial en el país sudamericano, informó la compañía.
Un portavoz de Cemex dijo que el Centro Internacional para el Arreglo de Diferencias por Inversiones (CIADI), del BM, se encarará de mediar en el proceso de negociaciones con el Gobierno de Hugo Chávez para lograr un acuerdo tras la nacionalización de Cemex Venezuela.
Chávez expropió en agosto de este año los activos de las compañías de cemento internacionales que operaban en Venezuela: la suiza Holcim, la francesa Lafarge y Cemex.

3. Slim invertirá $6.520 millones en América Latina

Carlos Slim, magnate mexicano considerado el segundo hombre más rico del mundo por la revista Forbes, dijo que invertirá $6.520 millones en diversos sectores en México y en telecomunicaciones en América Latina durante 2009.
Durante su intervención en la Convención del Mercado mexicano de Valores, el dueño de Telmex, América Móvil y varias decenas de compañías más precisó que todas las empresas del Grupo Carso, entre estas Telmex, invertirán $4.270 millones, los cuales generarán unos 16 mil empleos directos.
Asimismo añadió que América Móvil destinará otros $2.250 millones en los 12 países de América Latina donde opera, principalmente en las redes de telefonía celular y servicios de tercera generación.

4. Pérdidas de aerolíneas se reducirían en 2009

Las pérdidas de las aerolíneas en 2009 pueden bajar a la mitad del nivel de este año porque el abaratamiento del combustible compensa de sobra la reducción en el número de personas que viajan por avión.
Las líneas aéreas podrían perder un total de $2.500 millones el año próximo, en comparación con $5 mil millones este año, dijo la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por su sigla en inglés) en una conferencia de prensa en Ginebra, donde el organismo tiene su sede.
La IATA había pronosticado el 3 de setiembre una pérdida de $4.100 millones para las aerolíneas en 2009, basándose en un precio promedio del crudo de $110 el barril.

5. Moody's descarta recesión en América Latina

Moody's considera que América Latina registrará una desaceleración económica en 2009, debido al deterioro de las condiciones de la economía en todo el mundo, pero no caerá en una recesión.
“Por fortuna, América Latina está en una situación macroeconómica mucho mejor (que otras regiones), lo que la hace más resistente al choque externo”, señaló la agencia de calificación en un informe en el que concreta que crecerá a un ritmo del 2,8% en 2009.
Los expertos de Moody's prevén que, gracias a ese escenario macroeconómico favorable, la región ha tenido posibilidades de defenderse de los efectos de la crisis financiera internacional y “muy probablemente, será capaz de evitar la recesión”.



Hecho Principal:
Revolución verde contra el cambio climático

Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, propuso una “revolución verde” para hacer frente al calentamiento global y a la crisis financiera internacional, un discurso que ahora deben hacer suyo los países desarrollados.
La “revolución verde” de Ban Ki-moon pretende ser la bandera de enganche para los ministros de todo el mundo, presentes en el tramo final de la Cumbre del Clima de las Naciones Unidas, que se celebra en Poznan (oeste de Polonia), donde deben sentarse las bases para un nuevo acuerdo sustituya al Protocolo de Kioto a partir de 2012.
Desde Greenpeace valoraron positivamente la intervención del secretario general de la ONU, que consideran “una bocanada de aire fresco”, especialmente después de varias jornadas en las que se echaba de menos un mensaje decidido que llamase a la acción.
“Ban Ki-moon ha asumido su papel de empujar el carro en la lucha contra el cambio climático, y eso es bueno”, explicó a EFE Gustavo Ampugnami, director de campañas de esta organización ecologista en México.
“La inversión en la lucha contra el cambio climático crea millones de empleos verdes e incentiva el crecimiento verde”, dijo Ban Ki-moon en su discurso, quien aseguró que esta “revolución verde” beneficiará “tanto a las naciones ricas como a las pobres” y permitirá también superar la crisis financiera internacional, uno de los principales escollos en la lucha contra el cambio del clima.
Este objetivo es necesario “para responder a la mayor amenaza que se cierne sobre la humanidad”, añadió el secretario ejecutivo de la ONU contra el cambio climático, Yvo de Boer, quien se unió a esa propuesta de “revolución verde” como un impulso a la “recuperación económica, que deberá conseguir también un crecimiento verde e inversiones verdes”.
Por su parte, Lech Kaczynski, presidente de Polonia, país anfitrión de esta cumbre y donde en los años 80 nació el sindicato anticomunista Solidaridad, confió en que precisamente sea la solidaridad lo que prime sobre la competencia y el enfrentamiento en la lucha contra el cambio climático y la erradicación de la pobreza, dos procesos que, en su opinión, han de ir unidos.
Kaczynski recordó que los líderes de la Unión Europea (UE) debatirán sobre la lucha contra el cambio climático, “una de las mejores expresiones” de la solidaridad.
La cumbre de Bruselas decidirá el futuro paquete de medidas ambientales de la Unión Europea, un ambicioso proyecto que pretende reducir las emisiones de dióxido de carbono en un 20% en 2020, un paso necesario para que Europa siga liderando la batalla para mitigar el calentamiento global.
“Estoy absolutamente convencido de que de la lucha contra el calentamiento global saldremos victorioso, pero también estoy absolutamente convencido de que tendremos éxito en la lucha contra la pobreza y lograremos eliminar las grandes diferencias entre ricos y pobres”, subrayó el presidente de Polonia, cuyo país está entre los más reacios a suscribir ese plan medioambiental europeo.
Por su parte, Elena Espinosa, titular española de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, se sumó a las voces que pidieron que la crisis financiera internacional no distorsione las medidas que debe adoptar la Unión Europea para hacer frente al cambio climático.
En un encuentro con periodistas españoles presentes en la Cumbre del Clima de la ONU, la ministra recordó que fue precisamente el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, uno de los que abanderó esa postura en el seno de la UE.
Unicamente los dirigentes de los países que sufren con más crudeza las consecuencias del cambio climático —las pequeñas islas de Oceanía, con Tuvalu a la cabeza, que amenaza con hundirse bajo las aguas si no se frena el calentamiento global— lanzaron un S.O.S. desesperado a los presentes en Poznan, a los que transmitieron la urgencia de adoptar medidas como una cuestión de vida o muerte.
Ver comentarios