Resumen semanal
Enviar
HECHO PRINCIPAL
Crisis detona estado de alarma local

Las cabezas de los principales bancos del país coinciden —aunque en diferente grado— en que la crisis financiera internacional golpea a la economía costarricense y ha generado una reacción en cadena.
Una de las incidencias locales más evidentes es la merma en flujos de capital, puesto que la inversión extranjera directa proviene casi en un 61% de Estados Unidos, principal destino de la producción nacional y las importaciones.

De este problema se derivan efectos como la caída del sector inmobiliario; además, es de esperar una disminución de turistas norteamericanos, lo que generaría un impacto en sectores que se dedican a esta actividad.
El colapso tendría un efecto de encadenamiento, por lo que las repercusiones se propagarían expansivamente a otras industrias.
En escala doméstica, cuando hay menor liquidez en la economía y suben las tasas de interés para desestimular el consumo en épocas de elevada inflación, el consumidor tiende a ser más selectivo.
“La gente será golpeada por la falta de liquidez, lo que le dificultará hacer sus compras obligándola a gastar menos y definir prioridades, así de simple. Todas las pérdidas de la economía internacional, principalmente de la estadounidense, repercuten en un país tan dependiente de ella, por lo que esta crisis sin lugar a dudas impacta… Y ni hablar de los que tienen deudas fluctuantes o tarjetas de crédito”, analizó Erick Ulate, presidente de la organización Consumidores de Costa Rica.
Esto obliga a los importadores a ser muy cautos a la hora de traer artículos, “porque los no esenciales se vuelven difíciles de vender”, reconoció Luis Fernando Monge, director ejecutivo de la Cámara de Representantes de Casas Extranjeras, quien considera que esto es válido para el comercio en general.


LO DESTACADO


Muelleros rechazan concesión
Los muelleros del Atlántico rechazaron el plan de concesión para los puertos de Moín y Limón.
El Gobierno les había ofrecido una indemnización cercana a los $60 millones; sin embargo los trabajadores más bien amenazaron con tomar medidas de presión.

ICE enfrenta retos
Para defender el liderazgo en el mercado nacional, el ICE debe enfatizar en servicio al cliente, modernización de trámites y responder más rápidamente en materia de innovación.
Además, deberá aprender a lidiar en un entorno muy diferente, con regulaciones y competidores que exigirán nuevas estrategias.

Temor a TLC con China
Los industriales costarricenses temen que Costa Rica firme un Tratado de Libre Comercio con China.
Los empresarios consideran que la llegada de productos asiáticos exonerados de impuestos, amenazaría a sectores como el de la manufactura.

Ver comentarios