Enviar
Resucitó el Real

Un gol a un minuto del final del portugués Cristiano Ronaldo resucitó al Real Madrid (3-2), que estuvo a punto de tirar toda la temporada ante un Osasuna voluntarioso y bien ordenado, que sacó a relucir las carencias defensivas de un equipo instalado en el alambre en la lucha por el título.
Un encuentro que se perfilaba sencillo ante Osasuna, con las especulaciones sobre las rotaciones de José Antonio Camacho, se envenenó por errores defensivos y un juego ofensivo anárquico, sostenido por la calidad individual de Cristiano Ronaldo.
La ansiedad condujo al Real Madrid a falta de solidez defensiva. Quería sentenciar el encuentro antes de saltar al campo. Jugó a impulsos.
Pero, los milagros existen en el Bernabéu y su afición lo sabe. Despertó en los últimos diez minutos, para dar aliento a sus jugadores cuando las fuerzas de Osasuna mermaban.
Se escapaba el tiempo. Con el 2-2 se moría la Liga, rumbo a Barcelona pero el milagro se hizo realidad cuando en el último suspiro, Higuaín sacó un pase envenenado que remató de cabeza a gol Cristiano. La Liga sigue viva tras 89 minutos de sufrimiento en el Bernabéu.

Madrid /EFE
Ver comentarios