Restauración del Teatro Nacional ampliaría oferta de obras por día
El Teatro Nacional fue construido en 1897. Shutterstock/La República
Enviar

El Teatro Nacional necesita varias restauraciones, por ello su director, Fred Herrera, discutió con varios diputados una propuesta que inyectaría recursos frescos a la infraestructura.

Por ley, el Teatro debe recibir mantenimiento, restauración y actualización, y para ello se gestiona un préstamo de $31 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), pendiente de aprobación en el Congreso.

Actualmente, dicha propuesta de restauración se encuentra en una etapa del diseño de los planos constructivos, dijo Herrera.

El director también afirmó que los diputados no han expresado una posición formal respecto a que las restauraciones se hagan con el dinero del BCIE.

Las mejoras

La fachada original del Teatro Nacional, construido en 1897, debe permanecer lo más intacta posible, pero hay asuntos estructurales que deben mejorarse y actualizarse.

La restauración del Teatro incluiría la sustitución del sistema eléctrico, e implementar un sistema activo y pasivo de protección contra incendio que se acople a las normativas vigentes.

Asimismo, es necesario implementar proyectos de conservación y restauración, para mantener los valores históricos y arquitectónicos de la estructura.

También se construirá un edificio anexo donde actualmente se encuentra la Sala Vargas Calvo, para trasladar a todo el personal administrativo, bodegas y materiales que actualmente se albergan en el edificio patrimonial.

Por último, la administración plantea actualizar tecnológicamente el escenario para adaptarse a los estándares de calidad de los espectáculos contemporáneos.

Una tramoya mecanizada, instrumentos de iluminación tipo led y mejoras en la concha acústica son parte de las actualizaciones.

“(…) Como obras de nuestro tiempo, creadas con los estándares de hoy día, necesitan un mínimo de tecnología teatral para poder presentarse, exigencias a nivel de luces, concha acústica e insonorización de la cúpula, todo ello sin eliminar la escénica original”, expresó Herrera.

Todo esto permitiría ahorrar tiempo y recursos para realizar los trabajos escénicos y daría mayor versatilidad a los montajes, y por ende, una mayor oferta artística al público.

Las mejoras también permitirán presentar múltiples espectáculos y de distinta complejidad en un mismo día, según Herrera.

“Costado sur lleva trabajo minucioso”

También se le cuestionó al director acerca del costado sur del inmueble, que lleva varios meses rodeado de latas y no permite apreciar la estructura.

Herrera explicó que esta zona está en un proceso de restauración de “ciertos elementos que le restaban valor a la debida apreciación del monumento, o existía peligro de desprendimiento de fragmentos de piedra o repellos”.

Para reparar la zona y mantener el diseño original se contrató mano de obra altamente especializada para hacer los trabajos con la técnica original de talla directa sobre piedra, proceso que es muy lento y minucioso.

La actual contratación se extenderá hasta abril de 2018 y posteriormente se restaurarán otras zonas del inmueble.

Ver comentarios