Enviar
Restablecer relaciones con Colombia no es prioridad para Quito

Quito
EFE

La ministra ecuatoriana de Relaciones Exteriores, María Isabel Salvador, aseguró ayer que restablecer las relaciones diplomáticas con Colombia no es al momento una prioridad para su país.
La canciller destacó la participación de la Organización de Estados Americanos (OEA) en el intento de que se supere la crisis diplomática entre Quito y Bogotá desatada en marzo pasado tras la violación territorial colombiana a esta nación andina.
En un entrevista publicada en la edición digital del diario El Telégrafo en la que se le pregunta sobre si es una prioridad restablecer las relaciones diplomáticas, la canciller señaló: “No es así”.
“Si dentro del proceso propiciado por la OEA llega el momento en que las relaciones se restablezcan, se hará, pero esta es una decisión soberana a la que no nos pueden obligar”, subrayó la titular de la diplomacia ecuatoriana.
Expresó, no obstante, su esperanza de que la reanudación de relaciones sea “en un plazo corto”.
“El rol de la OEA es recuperar el clima de confianza, ahí su papel va a ser muy importante. Los vínculos en otros niveles para recuperar la confianza total se articulan a largo plazo”, agregó.
La canciller recordó que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, viajará a Europa a principios de mayo próximo para presentar la tesis de Ecuador en la crisis con Colombia, pero no detalló los países que recorrerá.
Correa ratificó su deseo de que “con dignidad y justicia” se restablezcan las relaciones diplomáticas entre Quito y Bogotá.
“Ratificamos nuestro deseo de que, con dignidad y justicia, se restablezcan las relaciones entre los dos países, aunque si sigue mintiendo (Alvaro) Uribe como miente, y el Gobierno colombiano, va a ser difícil reanudarlas, (pero) ratificamos nuestro afecto fraternal al pueblo colombiano”, dijo Correa.
El pasado 1° de marzo militares colombianos bombardearon un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en terreno ecuatoriano.
En ese operativo murieron al menos 26 personas, entre ellas el portavoz internacional de las FARC, “Raúl Reyes”, un soldado colombiano, un cerrajero ecuatoriano investigado por vínculos con esa agrupación y cuatro estudiantes mexicanos.
Entre tanto el mandatario ecuatoriano rechazó informes sobre un video que lo relaciona con “Raúl Reyes” y afirmó que su Gobierno sabe de la “campaña de desprestigio que llevan adelante medios de comunicación colombianos que no son en absoluto independientes”.
“Yo también podría pasar un vídeo de un presidente Uribe de candidato reunido con paramilitares. Pero esa no es la forma de actuar de nuestro Gobierno”, expresó.
Preguntado sobre si Ecuador ayudará a bajar la guerra verbal, Correa subrayó que su país “siempre ha puesto su cuota”.
“Hemos dicho que no responderemos más a los comunicados del Gobierno colombiano porque es perder el tiempo”, dijo.
Añadió que las autoridades colombianas “mintieron cuando dijeron que no habían violado la soberanía ecuatoriana y mienten ahora” cuando dicen que Correa “había ordenado a las Fuerzas Armadas no perseguir a las FARC”.
No obstante, manifestó que “las relaciones comerciales no se han visto afectadas”.
El mandatario ecuatoriano insistió: “El problema no es Ecuador. Ecuador no tiene paramilitares, no tiene guerrilla, no tiene narcotráfico, ni cultivos de droga, no tiene narcopolítica ni para-política. Colombia tiene esos problemas y nosotros estamos sufriendo las consecuencias de un problema que no es nuestro”.
Ver comentarios