Enviar
Reservas monetarias siguen en descenso

• Un bajo nivel incrementaría el riesgo de contagiarse de la crisis internacional, de acuerdo con el Fondo Monetario

Víctor Sanabria
[email protected]

Las reservas monetarias internacionales (RMI) continúan reduciéndose y ya suman $3.700 millones, el nivel más bajo desde noviembre del año anterior, cuando se ubicaron en $3.799 millones.
Solo en el último mes registraron una caída de $114 millones, casi un 3%.
La tendencia a la baja se presenta desde que el tipo de cambio se pegó al margen superior de la banda cambiaria, obligando al Banco a vender las RMI que había acumulado.
Hace solo dos semanas, el Banco Central intervino en el Mercado de Monedas Extranjeras (Monex) mediante la venta de $23 millones.
“La situación no es tan grave y no significa que en algún momento el Central se vaya a quedar sin reservas, porque aunque ha estado vendiendo estos activos externos y comprando colones, el efecto que se produce es sacar colones de la economía, lo que ayuda a presionar hacia abajo la inflación”, afirmó Adrián Brenes, economista asociado de la Academia de Centroamérica.
Entre noviembre de 2007 y marzo de este año el país acumuló una importante cantidad de reservas monetarias internacionales a raíz de la expectativa de una apreciación del tipo de cambio.
“Buena parte de esa acumulación reflejaba cambios en la composición de las carteras financieras privadas de dólares a colones. Cuando variaron las expectativas cambiarias, ese proceso se revirtió y los agentes económicos utilizaron sus colones para adquirir los dólares. Así, se redujo la liquidez en colones y los activos externos volvieron otra vez a sus niveles previos a noviembre”, comentó Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central.
Estos cambios ocurren bajo el escenario de la crisis financiera internacional, en la que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha indicado que cuando las RMI son mayores a la deuda de corto plazo se reduce la gravedad de una crisis en economías emergentes como la costarricense.
“Todo este tipo de afirmaciones son peligrosas, porque de alguna manera implícitamente están diciendo qué hacer con las reservas. Creo que lo único que hay que hacer con las RMI es guardarlas, es decir, los activos de reserva no son para hacer préstamos, no son para garantizar las acciones que puedan hacer los bancos comerciales”, dijo Brenes.
La propuesta del FMI busca que en una situación de crisis los países cuenten con la cantidad de activos externos necesarios para hacer frente a sus deudas sin la necesidad de préstamos o refinanciamiento.
“El saldo disponible es adecuado, especialmente cuando vemos la experiencia histórica de Costa Rica. Sin embargo, no queremos cruzarnos de brazos, por lo que estamos explorando posibilidades de financiamiento contingente para disponer de este en caso de que fuera necesario”, mencionó Gutiérrez.
Las reservas monetarias internacionales tienen como función principal financiar, absorber y regular la magnitud de los desequilibrios externos.
Además existen motivos adicionales para que las autoridades mantengan activos de reserva, ya que en el contexto internacional se convierten en un referente fundamental de la capacidad de pago y para la calificación del riesgo país.

Ver comentarios