Foto 1
Enviar

Reserva Federal analiza subir tasas interés en medio de baja inflación

La Reserva Federal analiza la posibilidad de que el alza de las tasas de interés en EE.UU., -esperado para algún momento de mediados de año-, se produzca en un contexto de baja inflación como el actual.
"Con los bajos precios de la energía y el dólar fuerte, que probablemente mantengan la inflación por debajo del objetivo por un tiempo, se remarcó que el comité podría iniciar la normalización en un momento en el que la inflación esté en los niveles actuales", señalaron las actas de la última reunión de la Fed, del 16 y 17 de diciembre.
De este modo, los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, en inglés), que establece la política monetaria de EE.UU., analizaban las preocupaciones de algunos economistas ante los posibles efectos negativos del ajuste monetario en la inflación, que en noviembre bajó al 1,3% anual.
"Aunque", matizó el documento, "en esa circunstancia los participantes querían estar razonablemente confiados de que la inflación volverá al rango del 2% con el tiempo", la meta marcada por la Fed.
El banco central estadounidense cuenta con el doble mandato de promoción del pleno empleo y la estabilidad de precios en torno al 2% de inflación, y mientras el desempleo ha registrado una paulatina bajada hasta el actual 5,8%, los precios no parecen reaccionar y muestran una tendencia bajista.
De hecho, la inflación cayó un 0,3% en noviembre, la mayor bajada mensual desde diciembre de 2008.
La gran duda ahora es saber la fecha de esta más que previsible primera subida de tasas de interés en EE.UU.
Al término de su reunión de diciembre, la Fed indicó que será "paciente" a la hora de determinar cuándo es momento de elevar los tipos de referencia, que están entre el 0% y el 0,25% desde diciembre de 2008.
Y su presidenta, Yanet Yellen, precisó que es "improbable" que vaya a producirse al menos hasta abril de 2015, fecha de su tercera reunión del año.
En el encuentro, los miembros de la Fed también comentaron el panorama de debilidad económica internacional, especialmente en la zona euro y Japón, al reconocer que "habían modificado a la baja sus perspectivas de crecimiento global".
La próxima reunión de la Fed está prevista para el 27 y 28 de enero.

EFE

Ver comentarios