Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



ESPECIAL CONSTRUCCIÓN VERTICAL 2017


Renovación urbana potenciaría la capital

Rodrigo Díaz | Martes 19 diciembre, 2017



Muchos sitios de la capital que actualmente están deprimidos, prácticamente en estado de abandono, esconden un enorme potencial que podría ser aprovechado para los planes de repoblamiento urbano.

En muchos países, recuperar sus centros urbanos se ha considerado una prioridad debido a que puede ser la solución a problemas que ya vemos en Costa Rica: despoblamiento e incremento de la inseguridad en los barrios, crecimiento horizontal hacia las periferias, deforestación de bosques, congestión de vías y pocas opciones de transporte público.

San José ya cuenta con un plan promovido por la Municipalidad para recuperar el casco central, con lo cual seguiría los pasos que se han hecho en otras ciudades del mundo.

Buenos Aires, Santiago de Chile, Johannesburgo y Seúl idearon planes urbanos que no solo atrajeron más residentes, sino que ofrecieron una mejor calidad de vida.

El cambio que se dio en Seúl fue uno de los más impresionantes, pues las autoridades se atrevieron, a mediados de la década pasada, a desmantelar un paso a desnivel y una carretera de cemento que estaban sobre el río Cheonggyecheon, el cual pasa por el centro de la ciudad.

El espacio recuperado se convirtió en un imán turístico y lejos de generar problemas de tráfico, dio a Seúl una nueva cara.

En San José también se han ideado proyectos urbanísticos que buscan recuperar riberas de los ríos que cruzan la capital, para aprovechar la fauna y flora que existen en el Valle Central.

En concreto existe un plan de rehabilitar edificios subutilizados, y tras un estudio del Instituto Tecnológico se encontró una treintena de estructuras que pueden renovarse para atraer nuevos residentes a la capital.

Las nuevas torres, por su parte, han hecho su aparición principalmente en el sector de Rohrmoser y alrededores de La Sabana. Sin embargo, los barrios Escalante y Don Bosco, el Paseo Colón y más recientemente, Barrio Luján, han llamado la atención de los desarrolladores.

Incluso hay zonas en el propio centro de la capital, muy estratégicas por su conectividad a distintos puntos de la GAM, que cuentan con un alto potencial de desarrollo. Sin embargo, requerirán alianzas público privadas para ser desarrolladas por completo.

El gran beneficio de construir desarrollos verticales en el centro de la capital es el acceso a los servicios de agua, energía y telecomunicaciones.

El desarrollo de torres en el centro propiciaría una reactivación del comercio; a la vez promovería el desarrollo de proyectos de uso mixto en los mismos edificios (comercial en los pisos inferiores y residencial en los niveles superiores).

También favorecería el desarrollo de una mejor infraestructura de transporte público con el fin de agilizar la movilización en la capital, la creación de más espacios públicos y la promoción de centros culturales y artísticos que le darían un cambio total de imagen a la urbe.