Enviar
Reñida jornada
Tras las rondas que se vienen se podrá vislumbrar quién aclara el panorama y quién se lo complica en Concacaf

Vivir o morir, eso es lo que representa para varias selecciones del área la tercera ronda de grupos de la eliminatoria mundialista, porque en los dos partidos que se vienen se podría ir la ilusión del mundial o, por el contrario, la ratificarían.
Con respecto a los países centroamericanos, Honduras, Guatemala y El Salvador prácticamente no tienen derecho a tropezar, porque se juegan la vida en estos juegos. Costa Rica está obligado a puntuar para no complicar sus aspiraciones y Panamá, el único del área que ha ganado sus dos juegos, más bien tiene la oportunidad de confirmar su buen momento y ponerse en zona de clasificación para la siguiente fase.
En el grupo A, se enfrentan a doble partido (como serán todas estas series de viernes y martes) Jamaica-Estados Unidos y viceversa, ambos con cuatro puntos. Los jamaiquinos apuestan a puntuar, principalmente en este primer juego en su cancha, ante el favorito del grupo, para dar un paso hacia la clasificación. Detrás de ellos, los guatemaltecos, que al igual que su rival Antigua y Barbuda solo tienen un punto, se juegan el derecho a meterse de nuevo en la pelea; lo peor que les podría pasar sería empatar en estos encuentros. Los chapines juegan primero en casa y ese partido literalmente no tienen derecho ni a empatarlo.
El mismo caso de Jamaica es el que enfrenta Costa Rica en el grupo B, donde tiene en frente a otro gigante de Concacaf, México, que con seis puntos sabe que ganando los dos encuentros liquida esta fase de la eliminatoria.
Costa Rica, por su parte, debe puntuar, porque El Salvador tratará de revivir en esta fase, pese a que solo tiene un punto, pero si gana ambos encuentros ante Guyana sumará siete y eso lo metería de lleno nuevamente en la pelea; si los cuscatlecos dejan puntos ante los isleños, que se supone son los más débiles de este grupo, entrarían en serios problemas en sus intenciones de clasificación.
Por último, en el grupo C, Panamá se apresta a reafirmar su liderato ante un fuerte del grupo como lo es Canadá, aunque los canaleros son líderes del cuadro con seis unidades frente a cuatro de los norteamericanos.
Panamá juega mañana en Canadá y el martes en su terreno, por lo que los canaleros apuestan a por lo menos un empate de visita y recoger los tres puntos en casa, para quedar prácticamente clasificados en su grupo.
No obstante, Canadá sabe el chance que se juega y su obligación de superar al rival directo del grupo para salir de zona de complicación, puesto que detrás de ellos un desesperado Honduras, con solo un punto en su haber, viaja a Cuba y después los recibirá, esperando acabar esta serie con siete puntos que le permita enfrentar los dos últimos juegos con posibilidades claras de clasificación.

Luis Rojas
[email protected]


Ver comentarios