Reino Unido proyecta expansión de transporte más moderno
Estas medidas apuntan a reducir una congestión que a la economía británica le cuesta $29 mil millones anuales, impulsando a la vez la industria satelital nacional y las exportaciones de vehículos. Shutterstock/ La República
Enviar

 El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, proyecta una nueva ley de transporte para estimular desde el primer puerto espacial del país hasta la producción de drones y vehículos sin conductor, así como también mejorar las protecciones para los clientes que compran sus vacaciones online.
El Proyecto sobre Transporte Moderno allanaría el camino a vuelos espaciales comerciales desde el Reino Unido creando un marco de referencia para un nuevo puerto espacial, dijo el gobierno este miércoles en una nota informativa para acompañar el discurso de la Reina Isabel II en el Parlamento exponiendo el programa de gobierno de Cameron. Otras medidas se proponen garantizar que los autos sin conductor tengan seguro y alentar la inversión en el desarrollo de drones.


Estas medidas apuntan a reducir una congestión que a la economía británica le cuesta $29 mil millones anuales, impulsando a la vez la industria satelital nacional y las exportaciones de vehículos. Ya se están realizando ensayos de autos sin conductor en Bristol, Milton Keynes, Coventry y Greenwich, en el sureste de Londres, con planes de que los vehículos tanto “pods” como autos se conduzcan solos este mismo año.
“El transporte moderno puede volver mucho más eficiente el uso de nuestras rutas, ferrocarriles y espacio aéreo, reduciendo la congestión, acelerando los viajes para las personas y los bienes e impulsando nuestra industria satelital líder mundial”, dijo el gobierno. La ley “pondrá al Reino Unido a la vanguardia de la tecnología segura en el sector de vehículos autónomos, como drones y aviones espaciales”.
El gobierno mencionó una investigación, que predice para el sector de los drones un crecimiento hasta $123 mil millones en el próximo decenio desde los aproximadamente $4 mil millones actuales.
El proyecto también incluirá una disposición para actualizar la Air Travel Organizer’s License, o ATOL, el programa de protección financiera del Reino Unido para las vacaciones, clarificando una ley de 1992 que adelanta fechas a clientes que reservan sus vacaciones online, según el documento.
Una ley aparte dará al gobierno las facultades legales que necesita para construir y operar la primera fase de su segunda línea ferroviaria de alta velocidad, conocida como HS2. El proyecto otorgaría al gobierno un permiso de planificación para construir la línea entre Londres y las West Midlands.

 


Ver comentarios