Logo La República

Viernes, 12 de julio de 2024



NACIONALES


Conductores seguirían sin licencia, marchamo, ni revisión técnica para no afectar empleo de 10 mil personas

Regulación de “motos disfrazadas de bicicletas” coloca sobre la balanza la seguridad vial versus el empleo

En 2023 se reportó el segundo peor registro de muertes por accidentes de tránsito de los últimos diez años

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Lunes 01 julio, 2024


El Cosevi evalúa el “impacto socioeconómico” de imponer requisitos a este tipo de vehículos. Cindy Coto, directora de esa organización, indicó que pronto se dará a conocer la decisión del gobierno. Cortesía/La República.
El Cosevi evalúa el “impacto socioeconómico” de imponer requisitos a este tipo de vehículos. Cindy Coto, directora de esa organización, indicó que pronto se dará a conocer la decisión del gobierno. Cortesía/La República.


Si por la víspera se saca el día, los conductores de las bicicletas asistidas o mal llamadas bicimotos no tendrán que obtener la licencia de conducir, ni tampoco acudir a la inspección técnica vehicular una vez al año.

Lea más: Motos “disfrazadas” de bicicletas inundan las calles sin ningún tipo de regulación

Asimismo, los dueños de estos vehículos no pagarán marchamo, ni tendrán placa.

Esto, sin importar el peligro al que se exponen y que el vehículo que conducen de manera habitual está asociado con el 50% de las muertes por accidentes de tránsito para el 2023.

Y es que el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) considera que se debe tomar en cuenta el “impacto socioeconómico” de imponer requisitos a este tipo de vehículos.

En ese sentido, Cindy Coto, directora ejecutiva del Cosevi, manifestó que se ha hecho un análisis del tema y que pronto se dará a conocer la resolución del gobierno.

Por otra parte, en días pasados, Mauricio Batalla, ministro del MOPT, aseveró que los requisitos burocráticos no pueden poner en riesgo el empleo de unas 10 mil personas y el sustento aproximado de 40 mil personas en total.

“Meterle marchamo, revisiones técnicas y otros requisitos a una bicicleta que va a 20 o 30 kilómetros por hora, lo que hacemos es sacar del mercado laboral a 10 mil costarricenses que están viviendo de la entrega de comida y las plataformas”, dijo Batalla.

Lea más: ¿Podrán las bicimotos hacer Uber Moto?

Desde hace más de dos años, el Cosevi evalúa el tema y todavía no ha tomado una resolución.

La ley actual establece que todo vehículo de 2 ruedas que tenga pedales es una bicicleta, sin importar si son electroasistidas o funcionan con gasolina.

En el último año y medio, estos vehículos se han hecho notar por su gran cantidad en las calles. Su bajo costo, por debajo de ¢500 mil en algunos casos, ha hecho que se dé un crecimiento exponencial.

Asimismo, miles de personas han encontrado trabajo gracias a las aplicaciones de entrega de comida como Uber Eats, DiDi y Pedidos Ya, impulsados por estos vehículos.

No obstante, la postura del gobierno es criticada fuertemente por expertos en movilidad sostenible.

Se trata de una especie de doble moral en materia de seguridad vial, ya que se está poniendo el acceso al trabajo por encima de la vida.

“Ante la escasez de oportunidades laborales, muchas personas han optado por esta opción por diferentes razones. Al tratarse de algo inevitable y que seguirá creciendo, lo que se debería hacer es garantizar las mejores condiciones para quienes se dedican a la entrega de productos a través de las plataformas. No hacer nada y dejar todo como esta en este punto es irresponsable”, dijo Roberto Guzmán del colectivo Chepecletas.

La preocupación se debe a que Costa Rica vive literalmente un baño de sangre por los accidentes de tránsito.

En 2022, el país registró 847 personas fallecidas por culpa de un choque, vuelco o exceso de velocidad, entre otras causas, mientras que el año pasado, la cifra ascendió a 855, de acuerdo con las estadísticas del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), que a diferencia de la Policía de Tránsito, sí le da seguimiento a las personas que quedan malheridas después de un evento.

Se trata del segundo y tercer registro más grande de la historia para Costa Rica, ya que en 2016 un total de 890 personas murieron tras el volante.

“Lo que deberíamos hacer como país es concentrarnos en qué tipo de vehículos permitimos importar y operar aquí. Esas bicimotos con pedales deberían estar prohibidas del todo, porque esos pedales están ahí solo para burlar la regulación. De esta manera, los repartidores se verían obligados a usar bicicletas verdaderas, o bien, invertir en motocicletas y cumplir con la ley”, expresó David Gómez, consultor en Movilidad Sostenible.

Mientras tanto, las empresas de delivery indicaron a LA REPÚBLICA que todos los repartidores cuentan con seguro y que acatarán cualquier disposición que establezca el gobierno.


Propuesta bajo análisis


El gobierno valora la posibilidad de no exigir ni marchamo, ni revisión técnica, ni licencia a los conductores de bicicletas electro asistidas o de gasolina.

La medida implicaría un fuerte impacto para miles de personas que se dedican a la entrega de alimentos, según el MOPT.

La decisión es polémica, según la opinión de otros actores.

Mauricio Batalla

Ministro
MOPT

Si nosotros empezamos con toda la burocracia de toda la vida, a meterle marchamo, revisiones técnicas y otros requisitos a una bicicleta que va a 20 o 30 kilómetros por hora, lo que hacemos es sacar del mercado laboral a 10 mil costarricenses que están viviendo de la entrega de comida y las plataformas.

Eso genera un efecto de 40 mil personas. Estamos hablando de 4 personas por familia, por lo que el impacto es alto.

Entonces tenemos que velar por 2 cosas: la seguridad vial y la oportunidad de seguir trabajando a través de no ponerle burocracia innecesaria al empleo."

Juan Ricardo Fernández

Presidente
Asociación Consumidores Libres

Las bicicletas son un medio de transporte muy importante, sobre todo fuera del GAM.

Una bicicleta es muy diferente a un vehículo automotor y, por lo tanto, no se puede equiparar la legislación. Si se hace una reforma en esa dirección, no solo afectaría a los que hacen delivery, sino a todas las personas que usan este medio de transporte.

Hay una necesidad colectiva de mejorar la cultura vial entre todos los que transitan en las vías y no solo los conductores de bicicletas y motocicletas.

David Gómez

Consultor
Movilidad Sostenible

Lo que deberíamos hacer como país es concentrarnos en qué tipo de vehículos permitimos importar y operar aquí.

Esas bicimotos con pedales deberían estar prohibidas del todo, porque esos pedales están ahí solo para burlar la regulación.

De esta manera, los repartidores se verían obligados a usar bicicletas verdaderas, o bien, invertir en motocicletas y cumplir con la ley.

Los vehículos de dos ruedas que no requieren marchamo y licencia deben poder alcanzar una velocidad máxima de 25 km/h. Esa es la regulación europea, por ejemplo, y allá funciona muy bien.

Roberto Guzmán

Fundador
Chepecletas

Es necesario exigir que las 'bicimotos' que se importen tengan un límite de velocidad de fábrica y, después de un límite determinado, se deben importar y vender como motocicletas. Esto implicaría la necesidad de contar con licencia y cumplir todas las normas respectivas para circular.

Es importante destacar que el delivery se ha convertido en una fuente de empleo muy importante para muchas personas y familias.

Ante la escasez de oportunidades laborales, muchas personas han optado por esta opción por diferentes razones. Al tratarse de algo inevitable y que seguirá creciendo, lo que se debería hacer es garantizar las mejores condiciones para quienes se dedican a la entrega de productos a través de las plataformas. No hacer nada en este punto es irresponsable.


Las diferencias


Todo vehículo que tenga pedales no puede ser considerado como una motocicleta y, por ello, no se exige ni marchamo, ni revisión técnica, ni licencia.

Estas son las diferencias entre una bicicleta y una bici con motor, versus una bicimoto y una motocicleta.

Bicicleta y bicis con motor Bicimoto y motocicletas
  • Su principal característica es que tiene pedales y, por ello, se considera un vehículo de propulsión humana
  • En el mercado hay vehículos de este tipo que tienen motor de gasolina y hasta eléctricos, pero siguen manteniendo los pedales, por lo que se consideran bicicletas
  • Las bicicletas modificadas son aquellas a las que se les agrega un motor de gasolina. Se trata de una conversión de una bici tradicional
  • Al ser una bicicleta, no requiere marchamo, licencia ni revisión técnica, según la ley actual
  • Las bicimotos tienen motor de gasolina o eléctrico, pero no tienen pedales
  • Alcanzan velocidades máximas de 50 kilómetros por hora en adelante
  • En estos dos casos, sí se requiere licencia, marchamo e inspección técnica porque se considera una motocicleta


Empresas de delivery garantizan seguridad vial


Las empresas que se dedican al negocio de entrega de comida en Costa Rica a través de socios repartidores defendieron su modelo de negocio.

Asimismo, indicaron que cumplirán con las regulaciones que establezca el gobierno en esta materia.

DiDi Food

Costa Rica

Si los nuevos usuarios repartidores quieren usar la aplicación, al registrarse se debe indicar el tipo de vehículo que se utilizará para las entregas y proporcionar la documentación respectiva, según el caso, sea automóvil, motocicleta o bicicleta y, una vez cargada en el sistema, pasa a ser verificada.

Los documentos que se solicitan están alineados con la normativa aplicable, tanto en términos de lo que debe acreditar el usuario como los requisitos para el vehículo a utilizar.

En términos de seguridad, los usuarios repartidores, de acuerdo con la ley, deberían utilizar un equipo de protección como el casco y respetar los límites de velocidad y distancia.

Cuentan también con un seguro en caso de accidentes que ocurran durante una solicitud intermediada a través de la aplicación.

Uber Eats

Costa Rica

Para Uber la seguridad es una prioridad.

Todas las entregas realizadas a través de la app de Uber Eats están aseguradas por ASSA.

Este seguro abarca responsabilidad civil, que cubre los daños materiales o lesiones a terceras personas que puedan resultar afectadas en un accidente cuando el socio repartidor es el responsable del accidente, y accidentes personales, para cubrir los viajes de entrega solicitados a través de la app de Uber Eats, indistintamente de quien sea el responsable por el accidente.

Estas coberturas son automáticamente activadas en el momento en que el socio repartidor está en ruta para recoger la orden y termina cuando la orden es entregada.

Pedidos Ya

Costa Rica

Consideramos fundamental crear un ecosistema de oportunidades para miles de personas que, de manera independiente, generan ingresos de acuerdo a su necesidad y conveniencia, asegurándonos que todas las personas que deciden prestar servicios a través de nuestra plataforma, lo hagan cumpliendo con las exigencias legales de los países en donde operamos. Es crucial encontrar un equilibrio que permita mantener estas oportunidades sin comprometer la seguridad vial.

Reiteramos el compromiso de PedidosYa de cumplir con todas las exigencias locales de todos los países en los que operamos. Por lo anterior, contamos con un exigente proceso para las personas que desean abrir un perfil de reparto en nuestra aplicación, en este se valida que todos los trabajadores independientes que brindan servicios profesionales en una motocicleta tengan su licencia, marchamo y revisión técnica vehicular al día.

Estamos siempre disponibles para aportar y colaborar en instancias público -privadas que vayan en beneficio de todos los miembros de nuestro ecosistema. PedidosYa se limita a validar que las personas repartidoras independientes que prestan servicios a través de la plataforma cumplan con los requisitos administrativos definidos por los gobiernos para poder utilizar sus vehículos.


Las soluciones


La educación vial es fundamental para reducir las muertes en carretera.

Esta problemática se ha convertido en un asesino silencioso que casi iguala a los homicidios del año pasado; no obstante, los medios de comunicación y el gobierno hablan poco de esta problemática.

Estas serían algunas soluciones que proponen los expertos para solucionar el problema.

  • Reducción de la velocidad mediante intervenciones físicas en la infraestructura, lo que implica el rediseño de ciertas intersecciones y zonas conflictivas
  • Regular las motocicletas disfrazadas de bicis para que cumplan con todas las leyes
  • Promover la educación vial desde edad preescolar
  • Aumentar el personal de la policía de tránsito
  • La implementación de cámaras y sensores de velocidad, como ya se había hecho anteriormente, para generar multas automáticas por exceso de velocidad
  • Realizar operativos a las afueras de los bares y otros sitios donde se consuma licor
  • Sanciones económicas más elevadas para conductas potencialmente mortales
  • Pérdida de la licencia por 3 años para acciones peligrosas
  • Restringir la velocidad en centros urbanos a no más de 30 kilómetros por hora
  • Campañas de comunicación que ayuden a concientizar sobre el tema


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.