Enviar
Partidarios verdiblancos impulsarán su reelección
Regreso de Figueres agita arena política
Rivales se muestran cautos ante la confirmación de su retorno

Un remezón político ocasionó la confirmación de que el expresidente José María Figueres Olsen está muy cerca de volver al país, lo más probable antes de que finalice el año, tomando en cuenta su deseo de comerse un tamal y celebrar su cumpleaños en suelo nacional.
En las tiendas del Partido Liberación Nacional (PLN) algunos fueron invadidos por la alegría y la euforia, tras escuchar de su boca que pronto regresará para renovar el partido.
Mientras que otros fueron más cautos y esperarán hasta que el exmandatario ponga un pie en territorio nacional para pedirle explicaciones y conocer cuáles son sus aspiraciones reales.
La noticia también generó conmoción entre quienes hoy son sus opositores, pero con quienes en el pasado enarboló la misma bandera de lucha. De ellos obtuvo críticas y cuestionamientos.
En cuanto a sus aliados verdiblancos, desde ya preparan su recibimiento y lo esperan con “los brazos abiertos”; aunque desconocen la fecha exacta de su arribo.
La idea de sus promotores es que Figueres retome las riendas de Liberación para posteriormente impulsar su reelección, posiblemente para las votaciones de 2014, o bien para las de 2018.
“Es la única fuerza que puede hacer un contrapeso y equilibrar las fuerzas a lo interno del PLN, donde la cúpula ha sido tomada por un precandidato que no deja opinar y debatir, sino que impone su voluntad sobre los demás. Tras el anuncio de que pronto volverá, habrá un antes y un después en la vida política nacional”, dijo Alejandra Méndez, ex subsecretaria general de Liberación.
Otros liberacionistas por el contrario han preferido mantenerse al margen y esperar su arribo o bien, no opinar del todo como es el caso de Rodrigo Arias, precandidato presidencial.
“Luego de estos años de ausencia debe dar sus explicaciones al país y al partido sobre las acusaciones de que fue objeto. Tengo siete años de no hablar con él, en el pasado nos unió una buena amistad... Tenemos mucho que hablar y podré tener más elementos de juicio para dar una opinión más a fondo sobre sus planes”, manifestó Antonio Alvarez Desanti, quien también buscará la Presidencia de la República en las próximas elecciones.
Entre tanto, su pronto arribo también conmocionó a quienes están en la acera de enfrente y no dudaron en atacarlo y cuestionar las declaraciones que dio en recientes entrevistas a medios de comunicación nacional sobre los motivos por los cuales recibió casi un $1 millón de la firma Alcatel, entre otras cosas.
Asimismo, dudan que Figueres tenga una percepción clara de lo que actualmente está ocurriendo y agobia al país.
“Figueres ha dicho su verdad. Sin embargo, después de tantos años de vivir fuera creo que no dimensiona correctamente el profundo deterioro político y moral que hoy afecta a la alta dirigencia del que alguna vez fuera el visionario partido de don Pepe. Frente a esa realidad, más que declaraciones Costa Rica exige acciones que muestren un cambio de rumbo que le permita a nuestro pueblo volver a creer”, aseveró Luis Guillermo Solís, precandidato del Partido Acción Ciudadana.
Hasta el momento y en reiteradas entrevistas, el exmandatario ha negado que tenga interés en alcanzar nuevamente la Presidencia; no obstante, no descarta que en un futuro cercano cambie de opinión.
Actualmente, el verdiblanco participa en la Cumbre de Cambio Climático que anualmente realiza la Organización de Naciones Unidas en Sudáfrica, donde permanecerá hasta el próximo fin de semana.
Después de ese evento, sus amigos más cercanos pronostican que hará maletas y volverá a Costa Rica antes de que finalice el año.


Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios