Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Reglas en seguridad alimentaria atizará inflación en China

| Lunes 14 abril, 2008



Reglas en seguridad alimentaria atizará inflación en China

Pekín

Kraft Foods Inc., el segundo productor de comida más grande del mundo, y Coca-Cola Co. dicen que las reglas de rastreo de comida que están a la espera de aprobación del Gobierno chino contribuirán a la inflación, que ya está en un máximo de 11 años en China.
El proyecto de ley sobre seguridad alimentaria requiere que las compañías añadan un código de identificación electrónica en cada paquete, lo cual las empresas dicen que elevará los costos sin corregir los problemas más graves. Kraft, Coca-Cola y compañías chinas como el fabricante de bebidas Hangzhou Wahaha
Group Co. y el productor de lácteos Inner Mongolia Yili Industrial Group han expresado oposición al sistema de rastreo.
Los costos adicionales “habría que transmitírselos a los consumidores”, dijo Kraft en un comunicado enviado por correo electrónico. “Como nuestros productos son muy sensibles a los precios, esto sería en detrimento de los consumidores y de nuestro negocio”.
Las declaraciones de productores de alimentos sugieren que la campaña de China para mejorar la seguridad de los productos se contrapone a su batalla para controlar la inflación, que la nación asiática ha señalado como su máxima prioridad este año. Los productores chinos han sido vinculados con el anticoagulante sanguíneo heparina contaminado, comida para mascotas y dentífrico adulterados, y albóndigas con pesticida.
La inflación en China se ha acelerado a su ritmo más rápido en 11 años, al casi duplicarse los precios de la carne de cerdo en los últimos 12 meses y trepar el aceite de soja 64%. Los precios al consumidor podrían seguir subiendo por los mayores costos de los bienes importados, dijo el banco central de China en su Informe del 2007 de Desarrollo de los Mercados Financieros.
Coca-Cola, el mayor fabricante de bebidas gaseosas del mundo, y Yili, el mayor productor chino de productos lácteos por valor de mercado, se encuentran entre al menos 16 compañías de comida y bebidas que enviaron una petición en enero a la legislatura y el gabinete chinos en que declaraban su oposición al sistema de rastreo. Las compañías dicen que el sistema no aborda las principales fuentes de problemas alimenticios: las materias primas y los pequeños productores.