Enviar
Reglamento de fondos de capital de riesgo no ve la luz

• Alternativa se estudiaría nuevamente en 2009; mientras tanto, integrantes del mercado se debaten entre las ventajas y desventajas de su aprobación

Betzi Villalobos
[email protected]


El reglamento de fondos de capital de riesgo o de desarrollo empresarial, que abriría la posibilidad a las empresas de obtener financiamiento por medio de una fuente alternativa, que además les permitiría a los inversionistas institucionales e individuales diversificar sus portafolios, tiene más de un año de estudio.
El año cerrará su lista de actividades, con un reglamento que sigue a la espera de ser aprobado y cuyo estudio se daría nuevamente el próximo año o tal vez llegue a 2010 sin aprobación.
“Podría ser 2009 o inclusive 2010, no sé, será en el momento que consideremos nosotros que el mercado esté listo para verdaderamente salir a ofrecer ese producto al cliente que le corresponde”, afirmó Alberto Dent, presidente del Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif).
A pesar de que el tema ya ha sido dejado de lado, la reacción en el mercado se ha hecho sentir, la Cámara Nacional de Fondos de Inversión emitió una opinión respecto al tema, donde afirmaba que era necesario volver a estudiar la alternativa y la Bolsa Nacional de Valores tomó medidas de presión para solicitar una revisión de la decisión tomada.
“En una nota dirigida a la Superintendencia General de Valores (Sugeval) y al Conassif, consideramos importante volver a insistir para que se dieran los primeros pasos en el desarrollo de esta figura. Sugerimos a las autoridades que se forme un grupo de trabajo con funcionarios de la Bolsa Nacional de Valores, el Conassif y la Superintendencia, con el fin de que se valore la viabilidad de nuestra propuesta. Sin embargo, aún no hemos recibido respuesta a la petición”, dijo José Rafael Brenes, gerente general de la Bolsa de Valores.
Pero a pesar de estas reacciones, las opiniones se encuentran divididas en el mercado, mientras algunos participantes afirman que el reglamento ya debería ser aprobado, otros consideran que tal vez sí es necesario dar un poco más de tiempo.
Así por ejemplo, algunas Sociedades Administradoras de Fondos de Inversión (Safi) consideran que esta aprobación les abriría las puertas a muchas empresas para lograr desarrollarse y adicionalmente generaría una buena opción de inversión para diversificar los portafolios.
“Yo considero que el mercado está preparado, claro que faltan mucha educación y muchas tareas por desarrollar, pero es parte del proceso que hay que llevar y que debe estar acompañado por un reglamento. Pienso que hay que trabajar en las dos vías si queremos empezar a ver avances en nuevas alternativas”, dijo Oscar Luis Chaves, gerente de Aldesa Banca de Inversión.
Con esta opinión coincide Rolando Chaves, oficial de Inversiones del Fondo Centroamericano de Inversión para la Pequeña y Mediana Empresa (Caseif, por sus siglas en inglés) de Banco LAFISE, entidad que posee dos fondos dirigidos a potencializar a las empresas.
“El hecho de que se postergue el estudio del reglamento limita a las empresas costarricenses a contar con una herramienta novedosa de financiamiento que puede marcar una gran diferencia entre crecer o mantener su estado actual. Al ser una nueva forma de financiamiento, es normal que haya un desconocimiento; sin embargo, eso no es justificante para decir que el mercado no está preparado”, comentó el vocero de Caseif.
Para otras Safis, debido a los cambios que se están dando en los mercados internacionales y la economía nacional, unido al desconocimiento que se tiene de esta alternativa, pensar en invertir en instrumentos como estos no sería actualmente una buena opción.
“Si vemos todo lo que está pasando en los mercados internacionales, yo considero que hay un ambiente muy difícil para promover este tipo de instrumento. Si en este momento el reglamento estuviera aprobado al menos nosotros no entraríamos”, afirmó Alejandro Centeno, gerente de Popular Safi.
Ante este panorama todo apunta a que una nueva alternativa de financiamiento se esfuma, al menos por el momento, para las empresas, mientras los inversionistas deberán inclinarse por otras opciones para diversificar sus portafolios.












Ver comentarios