Foto 1
Muchos de los refugiados son personas muy calificadas y motivadas, y eso podría ser precisamente lo que la economía necesita. Bloomberg/La República
Enviar
Ver comentarios