Reformando el referato
Los 21 reos que participan en la iniciativa recibirán un título que los acredita para arbitrar en Fútbol Sala y Fútbol 11. Archivo/La República
Enviar

Los privados de libertad del centro penal Nelson Mandela, ubicado en San Carlos, se capacitan para ser árbitros tras un acuerdo de la institución con la Asociación de Árbitros de San Carlos, que donará el curso, las guías y el instructor.

“La idea surgió para darles a ellos una capacitación; ya que, durante los cuatro años que he trabajado en el centro, algunos me colaboraban como árbitros en los torneos que se hacían acá cada año. Aunque había muy buena voluntad, les hacía falta conocimiento básico, entonces hicimos la solicitud”, declaró Lennis Durán, funcionaria del centro penal. 

Esta es la segunda ocasión en que realizan la iniciativa ya que el año anterior se graduaron 15 privados de libertad. El curso tiene una duración de cinco semanas.

Actualmente, 21 reos participan en la iniciativa y al finalizar el curso recibirán un título que los acredita para arbitrar en Fútbol Sala y Fútbol 11, reconocido en toda la Región Huetar Norte del país.

“El objetivo no es solo que ellos funjan como árbitros en el centro penal; es que si ellos tienen interés puedan dedicarse a eso cuando salgan en caso de que así sea. Hay que verlo como un recurso de ingreso económico para ellos. Se busca darles una herramienta que pueda ayudarlos a reinsertarse en la sociedad”, expresó Durán. 

A lo interno de la institución, ven el arbitraje como un método de superación y reinserción en la sociedad para los privados de libertad y esperan que los reos puedan sacarle provecho en los torneos internos del centro penal y continúen capacitándose al cumplir su condena.
 


Ver comentarios