Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Reforma financiera del G-20 afectaría beneficios de bancos

| Martes 22 septiembre, 2009



Reforma financiera del G-20 afectaría beneficios de bancos

Nueva York -- Los líderes del Grupo de los 20 se reúnen esta semana para deliberar sobre la mayor reforma del sector financiero desde los años treinta, algo que podría afectar a los beneficios y el precio de las acciones de bancos como Goldman Sachs Group Inc. y Barclays Plc.
El presidente estadounidense Barack Obama y sus homólogos del G-20 se reúnen en Pittsburgh del 24 al 25 de septiembre para idear un plan que obligue a los bancos a reducir el apalancamiento y contar con más recursos propios y activos que puedan ser negociados fácilmente. Temas como restringir la paga de los banqueros y reducir los desequilibrios en el comercio y los ahorros también formarán parte de la agenda. Los funcionarios buscan llegar a un acuerdo para evitar que se repita la peor crisis desde la Gran Depresión y asegurar una recuperación sostenida.
Limitando el margen de los bancos para invertir y hacer operaciones, los Gobiernos podrían contener el alza del 22% de este año en el índice Standard & Poor’s 500 Financial. Ese podría ser un precio que están dispuestos a pagar para evitar que se repita la toma de riesgos que desencadenó el colapso de Lehman Brothers Holdings Inc. hace un año, una recesión mundial y rescates bancarios financiados por los contribuyentes.
“La regulación hará a los bancos menos rentables, porque el coste de hacer negocios aumentará”, dijo Andrew Clare, profesor de Cass Business School en Londres y ex funcionario del Banco de Inglaterra. “Si los bancos van a beneficiarse con la generosidad de los contribuyentes, necesitan actuar de una manera que no afecte a los contribuyentes o a la economía”.
En la cumbre, a la que también asistirán el primer ministro del Reino Unido Gordon Brown, el presidente francés Nicolas Sarkozy y el presidente de China Hu Jintao, también se debatirá cómo impulsar la recuperación económica, evitar el proteccionismo, mejorar la responsabilidad y reformar el manejo del Fondo Monetario Internacional. Los funcionarios también intentarán idear un marco para crear una economía mundial más equilibrada con más ahorros estadounidenses, una mayor inversión europea y la demanda nacional china.
Los líderes viajan a Pittsburgh en un momento en que los electores se encuentran preocupados porque los gobiernos utilizaron fondos públicos para rescatar a los bancos, muchos de los cuales volvieron a obtener beneficios poco después y a destinar miles de millones de dólares al pago de sobresueldos. El 73% de los electores del Reino Unido encuestados este mes por YouGov querían que se impusiera un impuesto a todos los sobresueldos de más de 10 mil libras. Una encuesta de Gallup de junio mostró que el 59% de los estadounidenses querían acciones para limitar la paga ejecutiva.
Bajo consideración: obligar a los bancos a aumentar sus reservas de capital para compensar mejor el riesgo, retener más beneficios y cumplir con una ratio de apalancamiento que mida el capital como proporción de las tenencias totales. También podrían considerar una propuesta de Mario Draghi, presidente de la Junta de Estabilidad Financiera (FASB), para vincular la paga a los niveles de capital.
“Ha habido una cultura que recompensaba la visión a corto plazo, que utilizaba el apalancamiento para asumir riesgos exorbitantes que eran insostenibles para el sistema en su conjunto”, dijo Obama el 14 de septiembre en una entrevista con Bloomberg.