Enviar
Costa Rica apostó por la regeneración de sus bosques y hoy ve los réditos
Reforestación, negocio redondo
- Desde mediados de los años 80, Costa Rica ha doblado su superficie forestal
- Genera riqueza a industria maderera y posiciona al país como “verde” ante turismo

Daniel Zueras
[email protected]

Las políticas costarricenses desde la mitad de la década de 1980 han propiciado que las hojas de los árboles y sus troncos sean uno de los principales activos del país. Su mejor carta de presentación.
Cuando Costa Rica comenzó a tomar conciencia de la deforestación, la superficie forestal a duras penas alcanzaba el 27%. Hoy casi la ha
doblado y está por encima del 50%. Bueno para el medio ambiente, no cabe duda.
Si además, genera riqueza y trabajo, el éxito es mayúsculo. Los últimos datos, pertenecientes a 2008, revelan que el valor agregado por el uso de la madera ascendió a $309 millones, en un sector que empleó a casi 21 mil personas. Buena parte de esos puestos de trabajo se da en las áreas económicamente más deprimidas del país.
Datos prelim
inares de la Oficina Nacional Forestal demuestran que la crisis económica incidió fuertemente en el sector, que pudo tener una baja en 2009 del 35%, de haber seguido la tendencia del primer semestre.
Lo que sí se ha mantenido constante es la cifra de árboles plantados, unos 7 millones al año. El Instituto Costarricense de Electricidad es el mayor reforestador. En 2009 plantó alrededor de 1,5 millones de árboles.
Adicionalmente el año pasado se protegieron 52 mil hectáreas de bosque y se reforestaron 4 mil hectáreas, mediante el Programa de Servicios Ambientales (PSA) del Fondo Nacional de Financiamiento Forestal.
Desde que dio inicio el PSA, en 1997, se han protegido 650 mil hectáreas de bosque y reforestado casi 46 mil hectáreas.
El 75% de la madera nacional que se utiliza en Costa Rica proviene de las plantaciones forestales, el 21% de uso agropecuario (potreros) y el 4% de bosque, expresó Alfonso Barrantes, director ejecutivo de la Oficina Nacional Forestal.
En todo caso, alrededor del 20% de la madera proviene del exterior, ya que la producción costarricense no llega para surtir las necesidades del sector industrial.


Ver comentarios