Referendo venezolano entra en recta final
Enviar
Referendo venezolano entra en recta final

Tendencias del “Sí” y el “No” organizan manifestaciones y preparan movilización

Caracas
EFE

Los venezolanos afines y opositores al presidente Hugo Chávez continuaron ayer con actos y manifestaciones de cara al referendo del domingo sobre la reforma constitucional, entre llamamientos a la movilización sin caer en provocaciones.
En las filas chavistas, con el gobernante a la cabeza, la principal actividad del día a favor de la reforma la protagonizaron en un teatro de Caracas diferentes grupos de mujeres que vaticinaron un claro triunfo en las urnas para avanzar en lo que remarcaron será “un Estado socialista venezolano”.
Chávez repitió allí denuncias sobre intentos de atentado contra su vida, reiteró su previsión de que su propuesta de reforma será aprobada por al menos “10 puntos porcentuales” y también vaticinó que sus opositores denunciarán un fraude.
Las encuestas, a las que Chávez tacha de “manipuladas”, anuncian un estrecho resultado a favor de cualquiera de las opciones, pero el presidente reiteró su advertencia: “Estamos todos seguros que aún cuando les ganemos por 50 puntos (de diferencia) van a decir que les robamos y van a tratar de desestabilizar” al país.
Por su parte, Henry Ramos Allup, secretario general del opositor partido Acción Democrática, manifestó que la oposición “no dice que todo está limpio, que todo se ha resuelto y que no hay problemas” en cuanto a la transparencia del sufragio, pero que su decisión “es ir al proceso, aún con todos los riesgos”.
“La más grave de todas las circunstancias es que Chávez desconozca el resultado” si le es adverso, aunque el domingo “no se va a elegir un presidente y al día siguiente amanecerá el mismo Chávez con sus mismas intenciones totalitarias”, señaló.
“Pero el Chávez que veamos en la madrugada del día 3 si triunfa el 'no' será el líder de un Gobierno en traste de disolución, porque va a implosionar después de que el pueblo le rechace su propuesta. Si gana el 'si' veremos a un Chávez engreído y envanecido que se va a considerar fortalecido”, sostuvo Ramos Allup.
Con alrededor de un 60% de los votos, Hugo Chávez fue elegido en diciembre de 1998 y reelegido la última vez en diciembre pasado para el período 2007-2013.
Por su parte, Roberto Luckert León, vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), advirtió ayer que Chávez intentará ganar “como sea” el referendo y que el gobernante tiene apoyo popular por su “chequera en petrodólares”.
Tras las declaraciones del prelado, el vicepresidente Jorge Rodríguez anunció que el Gobierno le pedirá a la autoridad electoral determinar si la CEV “es o no un partido político y si es válido que haga campaña por el 'no' a la reforma constitucional”.
Los partidos y organizaciones que rechazan la reforma impulsada por Chávez y los que la apoyan habían anunciado para el viernes sus respectivos cierres de campaña con varias manifestaciones en una misma avenida del centro de Caracas, pero los primeros optaron ayer por adelantar al jueves su convocatoria.


Crisis

El gobierno venezolano llamó ayer a consultas a su embajador en Bogotá dos días después de que el presidente Hugo Chávez anunciara la congelación de relaciones a raíz del fin de su mediación para un canje humanitario en Colombia.
El anuncio fue hecho por la Cancillería venezolana en un escueto comunicado: “El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, en razón de los recientes acontecimientos, y con el fin de proceder a una evaluación exhaustiva de las relaciones bilaterales, ha decidido llamar a consultas a su embajador en Bogotá, Pável Rondón”.
Por su parte, el Gobierno de Colombia señaló que no llamará a consultas a su embajador en Venezuela, Fernando Marín.
Unas cinco horas después de conocerse el comunicado venezolano con el llamado al embajador Rondón, ni el mandatario de Venezuela ni miembros de su gobierno habían hecho comentarios respecto a este llamamiento.
El presidente Chávez, en una reunión con militares, negó que desarrolle un “proyecto expansionista” con la riqueza petrolera, como le acusó el domingo su colega colombiano, Álvaro Uribe, a quien calificó de “triste peón del imperio”.
“Me acusa de que yo tengo un proyecto expansionista ¿yo un proyecto expansionista presidente Uribe? ¡El imperio es el que tiene un proyecto expansionista y usted es un servil instrumento del imperio norteamericano en América Latina”, indicó.
Horas antes, en Bogotá, el ministro colombiano de Exteriores, Fernando Araújo, dijo a la prensa que por ahora no habrá más decisiones sobre la crisis desatada después de que Uribe cancelara la mediación de Chávez en busca de un acuerdo humanitario para canjear a secuestrados por las FARC por rebeldes presos.

Ver comentarios