Recorte en gastos impulsó crecimiento de BCR y Popular
“Acá lo importante es que entre más utilidades tengamos, más dinero podemos destinar a ayudar a los costarricenses, a la economía solidaria, para 2016 tenemos más proyectos”, indica Geovanny Garro, gerente del Banco Popular. Esteban Monge/La República
Enviar

201601202041060.recuadro-6.gif
Al medir la banca nacional desde la perspectiva de sus utilidades, el Banco de Costa Rica, Bancrédito y Popular tuvieron las ganancias más significativas de 2015.
Por otro lado, el Banco Nacional bajó en casi ¢2.800 millones sus utilidades en comparación con 2014, pero su perspectiva de crecimiento en crédito y captación de recursos prevé un buen año.
Así, el Banco de Costa Rica tuvo números altos, lo que le permitió finalizar 2015 con una utilidad neta de ¢27.456 millones, mayor en un 33% a la que alcanzó un año antes.
Además, la utilidad neta obtenida en el cuarto trimestre fue la mayor que se ha logrado en ese periodo en toda la historia del banco.
Este resultado es reflejo de un crecimiento en los ingresos netos comerciales de ¢17.720 millones (+9% versus 2014) combinado con una política de control de egresos, donde los gastos de personal, que representan el 65%, bajaron un 0,3%, mientras que el total de gasto administrativo creció tan sólo el 1,4% durante 2015.
Por otro lado, el Banco Popular logró un crecimiento del 8%, con un total de ¢34.666 millones en utilidades.
Estos resultados tendrán un impacto social, ya que el Banco destina un 25% de sus ganancias anuales a la conformación de fondos especiales y fondos sociales, con lo que atiende las necesidades financieras de sectores tradicionalmente excluidos de la atención del Sistema Financiero, así como organizaciones sociales.
A 2015, la institución ha entregado más de ¢81.432 millones destinados a fondos dirigidos a 5.726 personas trabajadoras, sus familias y emprendimientos.
El Popular destacó que durante 2015, más de ¢22.119 millones de sus utilidades se utilizaron en proyectos con impacto social.
En el caso del Nacional, sus utilidades fueron de ¢36.802 millones, pero su crecimiento en activos fue del 7,3%, y el incremento en la colocación de créditos del 11%, siendo el principal en vivienda, con más de ¢1.108.935 millones.
En el caso de Bancrédito, pese a contar con una operación pequeña, tuvo el mayor crecimiento (35,39%), con ¢1.457 millones en utilidades.

En general las utilidades del Sistema Bancario Costarricense en 2015 fueron negativas con un -1,33%.


 

 

Ver comentarios