Enviar

Un 70% del gabinete de Laura Chinchilla ya no está

Récord en renuncias

Problemas políticos van más allá de esta administración

201211212316270.n1.jpg
Reparar los huecos en las calles, cobrar mejor los impuestos o planear la vigilancia policial son tareas dirigidas por un ministro; sin embargo, los cambios que ha habido en esos puestos han afectado la labor del gobierno.
La mandataria costarricense Laura Chinchilla se ha convertido en la campeona en renuncias y despidos, pues al menos un 70% de su gabinete inicial la dejó en sus dos primeros años de administración.
Con ello ha logrado superar a sus tres antecesores, Oscar Arias, Abel Pacheco y Miguel Angel Rodríguez, como la administración más inestable en cuanto al Gabinete.
El problema es que los cambios han ocurrido en un contexto de denuncias de corrupción y mal manejo, lo que significa una afectación directa sobre la labor del gobierno y los ciudadanos, apuntó al respecto el último Informe Estado de la Nación, dado a conocer a inicios de este mes.
En ese sentido al menos nueve de los cambios se dieron en áreas supuestamente prioritarias para Chinchilla, marcadas como muy importantes antes de arrancar su labor en el gobierno.
Tal es el caso del desarrollo de infraestructura, donde la gente ve la afectación directa en el estado de las carreteras y puentes.
Asimismo en el bienestar social, donde las personas más necesitadas no encuentran ayuda suficiente de parte del Estado para atender sus necesidades
“El saldo es un desgaste de la imagen del Gobierno y la Presidente, sobre todo al considerar el discurso anticorrupción… el liderazgo presidencial se ha visto afectado”, apunta en ese sentido el informe.
Todo ello ha generado que los costarricenses crean cada vez menos en el sistema político nacional.
Sin embargo, en el gobierno consideran que los cambios no afectan tanto.

201211212316270.n11.jpg

Ver nota: Tendencia histórica para abajo 

Luis Valverde
[email protected]

Ver comentarios