Récord de multas por restricción dispara alerta
Este año llegaríamos a una cifra récord de boletas por irrespeto a la restricción vehicular, ya que al costarricense no le amedrenta una multa de ¢22 mil, dijo Sonia Monge, subdirectora de la Policía de Tránsito. Esteban Monge/La República
Enviar

No se sabe si los esfuerzos de la Policía de Tránsito ayudan o no a reducir la congestión vial en la capital; sin embargo, por primera vez en cuatro años, los oficiales están aplicando con fuerza la restricción vehicular.
Por un lado, se trataría de más de 19 mil boletas a finales del año, si se mantuviera el ritmo del primer semestre, en que la cifra llegó a casi 10 mil.


En comparación, durante todo 2015 solo hubo 5.500 multas, mientras los niveles fueron también bajos en los dos años anteriores.{l1}mas_carros_mismas_calles{/l1}
Por otro, es posible que muchos conductores prefieran arriesgarse al pago de la infracción, ya que la alternativa es un transporte público deficiente.
Mientras tanto, otras opciones, como compartir el vehículo —“car pooling”— , el teletrabajo, o el cambio de horarios de entrada de los empleados públicos, están en su fase inicial.
La multa por sí misma se ha mantenido en un promedio de ¢22 mil desde 2012, cuando se redujo de ¢44 mil, tras una reforma a la Ley de Tránsito.
El costarricense no le tiene miedo a la sanción, dijo Sonia Monge, subdirectora de la Policía de Tránsito, quien asevera que la restricción vehicular no sirve para controlar los embotellamientos.
Entretanto, la congestión vehicular aumenta, ya que en los últimos cinco años el parque vehicular pasó de 673 mil vehículos a 850 mil, de acuerdo con el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), sin acompañarse de la construcción de nuevas vías o la ampliación de las existentes.{l2}buses_generan_presas_mientras_elevarian_tarifas{/l2}
“La gente que tiene capacidad económica simplemente compra otro carro, mientras que quienes no lo tienen, burlan la restricción, porque la multa es pequeña y no hay un eficiente servicio de transporte público”, dijo Guillermo Loría, coordinador del Programa de Infraestructura del Transporte del Lanamme.
Alrededor de 350 mil vehículos circulan diariamente durante las horas pico de la mañana, esto por sectores como Circunvalación, la ruta 27, la ruta 32 y la General Cañas.
La mayoría de los automotores recorren las calles entre las 7 a.m. y las 8 a.m., de acuerdo con Ingeniería de Tránsito del MOPT, mientras que en horas de la tarde la salida de autos de la capital está más dosificada.
Se estima que los conductores pagan hasta unos $600 millones al año por la pérdida de tiempo y gasolina en los embotellamientos, de acuerdo con el último Informe Estado de la Nación.

201608041945520.rec-10-11.gif


Ver comentarios