Enviar

Guanacaste necesita redireccionamiento para diversificar su actividad económica, tomando en cuenta las nuevas condiciones imperantes en el mundo

Reconversión para Guanacaste

Guanacaste vive un desplome en construcción turística, nos dice este medio hoy. Algo que se esperaba. La crisis económica afectó los recursos con que inversionistas extranjeros podían construir en esa provincia infraestructura para atención al turismo.
El crecimiento de ese sector auspició también la llegada de más personas a vivir a la zona, ya sea extranjeros y nacionales enamorados del lugar o profesionales y comerciantes que aprovechaban las oportunidades.
Pero desde el inicio de la crisis se sabía que esto iba a cambiar. Que el efecto que no se sintió tan fuerte al principio llegaría después, algo demorado con respecto a otros países. Era en ese momento cuando se debió comenzar la reconversión si se deseaba amortiguar el impacto de lo que hoy ocurre.
Era mucho lo que había que hacer. No tuvimos la capacidad ni la energía para atenderlo todo con prevención. Ahora, sin embargo, se deben poner manos a la obra sin demora. El dicho popular de “no poner todos los huevos en una sola canasta”, porque si esta se golpea nos podemos quedar sin nada, es tan sabio como ignorado a veces.
Guanacaste necesita una urgente reconversión para activar nuevamente la zona por otras vías y no olvidar que al tomar medidas para “apagar este incendio” se deben considerar los factores que antes también se ignoraban pero que ahora son imperativo ineludible como los efectos del cambio climático, la correcta conservación y distribución del agua y producción sostenible.
La reconversión necesaria en Guanacaste es un buen ejemplo para recordar lo que decíamos ayer en este mismo espacio. Es momento para una sinergia entre concretos y efectivos planes estatales y el sector empresarial instalado que, soportando la crisis mejor que otros, pueda realizar la verdadera labor de responsabilidad social empresarial para que despeguen proyectos que propicien la mencionada reconversión. Esto puede beneficiar a todos. Es apostarle a un ganar - ganar.
El mundo está cambiando y la actividad económica debe ser redireccionada y reestructurada. La crisis económica es un factor agregado a lo anterior. Esto exige estudio, planificación y acciones permanentes que no acabarán, ni mucho menos, cuando se alejen los efectos de la crisis.
Ver comentarios