Enviar
TEMA 97 II PARTE
RECOMENDACIONES PARA EL EJERCICIO DURANTE EL EMBARAZO

1. Intensidad del ejercicio. El ejercicio debe ser moderado. La meta no es mejorar la condición física sino conservarla.
Mantenerse entre 130 y 140 latidos por minuto. Sin embargo, como el embarazo puede alterar la frecuencia cardiaca lo mejor es controlar la intensidad de la actividad mediante el método del esfuerzo percibido.
2. Posiciones: la mujer no debe pasar más de 15 minutos de pie haciendo ejercicios. Las rutinas deben tener cambios frecuentes de posición. Se debe evitar la posición de cuclillas y la posición boca arriba, sobre todo después del primer trimestre, esto es por el efecto del peso del útero sobre la vena cava.
3. Frecuencia: tres veces por semana y de 30 a 40 minutos por sesión, intercalando bastantes periodos de descanso.
4. Evitar el alto impacto, los movimientos bruscos, rápidos, o de torsión para proteger músculos y articulaciones.
5. No deben pujar.
6. Deben tomar líquidos abundantemente antes y después del ejercicio y mantener una nutrición balanceada.
7. Deben evitarse ambientes muy calientes y húmedos. Evitar saunas o jacuzzi.

Se debe suspender el ejercicio si se presenta alguno de los siguientes problemas:

1- Sangrado vaginal
2- Salida de líquido vaginal (ruptura prematura de membranas)
3- Edema de manos, cara o pies de aparición súbita
4- Dolor de cabeza, mareos o visión borrosa
5- Elevación de la presión arterial o taquicardia
6- Fatiga excesiva, palpitaciones o dolor en el pecho
7- Contracciones uterinas persistentes, más de seis a ocho por hora
8- Dolor abdominal no acostumbrado o inexplicable
9- Insuficiente incremento de peso (menos de 1 kg por mes en los últimos dos trimestres)


Ver comentarios